Isabel Toledo para Payless

 

Isabel Toledo no esperó para probar cada uno de los zapatos que diseñó para la nueva colección de Payless.

zapatos-aurora.jpg

Tan pronto le llegaron los modelos de muestra, Isabel Toledo no esperó para probar cada uno de los zapatos que diseñó para la nueva colección de Payless.

``Los he usado durante los últimos dos meses. Tienen un fuerte toque gráfico y definitivamente están hechos para usar a diario; los creé pensando en que vivo en Nueva York y que camino por toda la ciudad'', dice Toledo, quien saltó a la fama mundial desde que la Primera Dama Michelle Obama asistió a la toma de posesión presidencial con el vestido y el abrigo color amarillo limón que llevaban su sello.

``Pero, los zapatos también están diseñados para bailar, como los Toreador, que son cómodos y sexy, muy al estilo Miami'', agrega de las zapatillas de tacón negro rematadas con un vistoso lazo rojo en imitación satén.

La diseñadora lanzó la línea recientemente en Miami, la cual consta de siete modelos, desde botas altas y botines, bailarinas y zapatillas de noche, así como los infaltables zapatos de amarrar de la temporada. Los precios oscilan entre los $35 y los $60.

Toledo es la primera latina en unirse al programa de diseñadores invitados de Payless, que también incluye a la famosa estilista Patricia Field.

Su colección estará disponible en selectas tiendas Payless de Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico, Filipinas, países del Medio Oriente y Rusia.

Algunos modelos, como el High Ghillie, en una edición limitada y colores exclusivos, están a la venta en Colette, la boutique en París reconocida por marcar tendencias y fundada en 1997 por Colette Roussaux y su hija Sarah Lerfel.

``La boutique vende ropa mía y cuando Sarah vio los zapatos me dijo de inmediato que los quería tener allí'', cuenta Toledo.

``Estuve hace unas semanas en Colette y, la verdad, me sentí muy halagada cuando las compradoras salían de la boutique con carteras Hermès y Louis Vuitton y tres o cuatro pares de mis zapatos'', dice emocionada la diseñadora.

El High Ghillie es un modelo con cordones entrelazados, elaborado en imitación charol, que contrasta con suelas en color amarillo en forma de zigzag.

``El estilo Ghillie surgió en Escocia como un zapato fuerte para caminar en los campos húmedos y con lodo'', explica.

La colección también incluye estilos como el Silver Bootie, una bota negra hasta el tobillo con detalles de tela a rayas en colores brillantes; así como las bailarinas Pom Pom en charol con un pompón de imitación piel en la punta.

Tres carteras coordinan con el calzado: la bolsa Matadore, el bolso Companion y la cartera estilo sobre, llamada Silver Moon.

Toledo es experta en un diseño innovador que combina el arte, la moda, la invención y el trabajo manual. La compañía Payless es experta en poner en el mercado productos de moda a precios accesibles. El resultado de la unión fue lo que Toledo define como un diseño ``sincero'' con el material.

``Son modelos de líneas simples y limpias, nada complicado, para no correr el riesgo de detalles baratos'', explica.

Nacida en Cuba en 1960, Toledo emigró a Estados Unidos con sus padres en 1967. Creció en Nueva Jersey, y en la Memorial High School de West New York conoció a Rubén Toledo, su esposo.

La pareja vive en un edificio en Manhattan, donde además de su residencia, está instalando su taller de diseño y costura y el estudio de pintura y escultura de Rubén.

``Desde jovencitos estamos dedicados a sacar todos nuestros proyectos juntos, además, siempre viajamos juntos'', destaca la diseñadora.

Rubén precisamente realizó los bocetos de la colección de zapatos.

En 1998, los Toledo fueron el tema de la exhibición Toledo-Toledo: A Marriage of Art and Fashion, que ha viajado por diferentes museos del mundo. En 2009, Yale University Press publicó el catálogo retrospectivo de 25 años de sus diseños titulado Isabel Toledo: Fashion from the Inside Out.

Las creaciones de Toledo se han vendido en prestigiosas tiendas del mundo, como Barneys New York, Nordstrom, Ikram en Chicago, Colette, Shiseido Ginza en Tokio y Liberty en Londres.

``Mi ropa es muy especializada, no estoy en capacidad de hacer una producción muy grande y tengo tiendas esperando por la colección'', anota con sencillez.

Speak Up!