Il Mercato

 

3.5 estrellas para este acogedor café en Hallandale Beach

mercato.jpg

Por Rochelle Koff

A primera vista, Il Mercato Café & Wine Shop  parece el típico restaurante de vecindario. Al primer bocado, los clientes saben que es más que eso. Este pequeño local ubicado en el rincón de una plaza comercial en Hallandale Beach sirve platos como confit de pierna de pato, tagliatele caseros y langostinos escalfados en aceite de oliva con quinua. Y todos los platos cuestan menos de $20. El sommelier Michael Lynch y la chef Emily Finne Lynch, una dupla de esposa y esposo, abrieron este acogedor café hacer casi tres meses. Un techo sin terminar y con acabados industriales y un bar de granito le dan un acento contemporáneo a este local con capacidad para 36 personas (y 25 afuera).

El lema de los Lynch “come a nivel mundial, cena localmente”, es perfecto. Ella, nació en Colorado, y creció en Bavaria donde aprendió sobre comida italiana por su abuelo italiano, pasó veranos en Noruega y estudió en una escuela de culinaria francesa en Nueva York. Ambos trabajaron en restaurantes de Manhattan (ella en el Eleven Madison Park y Danube, y él en Keens Steakhouse y The Odeon),  y recientemente en Table 8 de Miami Beach. El joven y simpático personal brinda un cálido servicio.

Michael Lynch marca la pauta al frente, haciendo que los clientes se sientan bien y contestando preguntas sobre su lista de vino con 85 variedades, casi todas por debajo de los $100. Los que beben por cerveza pueden elegir entre una variedad de cervezas artesanales. El menú cambia semanalmente y hay pocos especiales, así que los que suelen venir seguido siempre encuentran algo nuevo.

Lo que nos agradó

•    Spaetzle – delicioso, crujiente, fideos fritos con queso Gruyere y espolvoreados con páprika
•    Un sabroso trozo de panza de cerdo frito envuelto en tortilla suave con frisée, culantro, palta, y crema agria. Ensalada de remolacha crujiente con queso de cabra y frisée en vinagreta.
•    Una refrescante ensalada de arúgula
•    Ravioles caseros rellenos con calabaza y servidos encima con pecanas y parmesano.
•    Un sabroso salmón servido con una guarnición de cebada y calabaza en salsa de hongos con pedazos de shiitakes.
•    Papas Yukon gold fritas
•    Zucchini asados
•    Helado de banana extra cremoso hecho por el abuelo de Emily Lynch
•    Riquísimo zwetschgendatschi, una tarta de ciruelas estilo Bavaria con streusel de almendras.

Speak Up!