Historia y diversión en Key West

 

Key West es una gran opción para los turistas locales y también para los extranjeros que visitan el Sur de la Florida.

mall.jpg
Vista de Mallory Square y de sus puestos de ventas. Foto cortesía de Emilio Lezcano.
 

Por Emilio J. Lezcano

Key West es una gran opción para los turistas locales y también para los extranjeros que visitan el Sur de la Florida. En general ofrece muchos entretenimientos, especialmente una gran vida nocturna y, para las personas interesadas en la búsqueda de tesoros y su historia, Cayo Hueso, como muchos le siguen llamando, ofrece la oportunidad de observar de cerca las perlas, esmeraldas, barras de oro y plata de los galeones españoles naufragados en las aguas que rodean los arrecifes de los Cayos de la Florida. Entre ellos destaca el tesoro encontrado en la embarcación Nuestra Señora de Atocha que se exhibe en el Mel Fisher Maritime Museum.

Comenzamos el recorrido en el Key Lime Inn, un precioso hotel de construcción caribeña localizado a dos cuadras de la famosa calle Duval. El hotel, con parqueo privado, le hace sentir al huésped como si estuviera en las elegantes y antiguas casonas que se encuentran en las Indias Occidentales. Desde aquí seguimos `la ruta de los tesoros y naufragios' visitando el interesante museo Key West Shipwrecik Historeum situado en Mallory Square.

Dentro del Museo el visitante puede tener una idea como Key West, en el siglo XIX, fue una de las ciudades con la mayor riqueza per cápita de los Estados Unidos. Esta riqueza, en su mayoría, llegaba a través de los barcos que naufragaban por los arrecifes de coral que se extienden a lo largo de 200 millas, desde Miami hasta Key West.

La vía marítima, desde 1812 hasta 1880, se convirtió en el principal medio de transporte de mercancías desde las ciudades más importantes de la costa Este de Estados Unidos pero muchos de ellos naufragaban debido a las tormentas y errores de las cartas de navegación.

La única esperanza para los tripulantes y la mercancía de esos barcos era ser salvados por los llamados `saqueadores' de Key West. Estos `salvadores' recibían, por medio de un sistema legal de Estados Unidos, entre un 25 o 50 por ciento del valor del rescate.

Entre las piezas de interés que se pueden apreciar dentro del Museo se encuentra un piano, rescatado de un naufragio ocurrido en 1866. Como un dato interesante, durante la búsqueda del Atocha, un grupo de rescatadores encontró los restos del Isaac Allerton, y varios de ellos tenían tatarabuelos que habían participado en el rescate original.

Otro sitio histórico muy interesante es la casa del ex presidente Harry S. Truman, conocida como Little White House. En su interior se puede apreciar una colección de fotos y muebles originales de la época.

Harry S. Truman vivió en esta casa por 175 días durante su administración de 1945 a 1953. Además de pasar allí sus vacaciones, en ella se llevaron a cabo importantes sucesos del gobierno. Entre ellos cuando en 1948 se reunió con su gabinete para crear el Departamento de Defensa, uniendo los Departamento de Guerra y de Marina. Más tarde se reunieron ahí mismo el presidente John F. Kennedy y el primer ministro británico Harold Macmillan, en marzo de 1961, justamente 23 días antes de la invasión de Bahía de Cochinos.

Cerca de la Little White House se puede ver la iglesia parroquial Saint Mary Star of the Sea, la primera iglesia católica en el Sur de la Florida y al lado una pequeña ruina del Convent of Mary Inmaculate. El edificio original fue construido en 1878 con un estilo romanesco y durante la Guerra Hispano-Americana las monjas trabajaron como enfermeras y el convento sirvió para albergar a los heridos y a las víctimas de la fiebre amarilla.

Otro sitio que debe ser visitado es el interesante museo East Martello Civil War Fort Museum, donde se exhiben varios artefactos y fotografías del navío USS Maine, así como una retrospectiva de la Guerra Hispanoamericana.

Una caminata por la popular calle Duval, que va desde el Océano Atlántico hasta el Golfo de México, es imprescindible. La calle Duval, llamada `la calle principal más larga del mundo', es la arteria principal de Key West. Desde aquí se puede llegar a todas las atracciones de la ciudad.

Muy cerca del centro está la casa-museo del escritor y ganador del premio Nobel, Ernest Hemingway. La misma está ubicada en la calle Whitehead número 907 y está abierta al público diariamente desde las 9 a.m. hasta las 5 p.m.

La casa fue construida en el año 1851 por un local llamado Asa Tift. Esta fue la primera casa de Hemingway. Los muebles que se observan en el interior son los mismos que usaron el escritor y su esposa Pauline. Aquí también vivieron sus dos hijos Patrick y Gregory desde el año 1931-1940. Los candelabros fueron hechos por Pauline. Los de la sala son franceses y el candelabro del foyer es español, estos se pueden ver de muy cerca al entrar al comedor.

Todo en la cocina, excepto el piso, es de la época de los Hemingways, la losa de la pared es española así como los platos. Pasando a la habitación del escritor, localizada en el segundo piso, se encuentran los muebles de estilo español del siglo XVII. El gato de cerámica fue un regalo que le hizo Pablo Picasso a Hemingway en París. La cama es tipo Kilimanjaro con postes de madera que terminan en un huevo de avestruz. En la sala se encuentra el Mombassa Buffet, una pieza fabricada en mimbre, cuero y madera con un tono de barniz llamado Odyssey. A la izquierda se observa un sofá metálico Corrila con influencia del mundo taurino español que fascinó al escritor norteamericano.

Ernest Hemingway nació en Oak Park, Illinois en el año 1899 y murió en Idaho en 1961. Estuvo casado cuatro veces y tuvo 3 hijos varones. A los 21 años se casó con Hadley Richardson con quien tuvo un hijo llamado John, quien hoy es el padre de las actrices Margeaux y Mariel Hemingway. Ganó el premio Nobel en el 1954 cuando vivía en Cuba.

A pocas cuadras de distancia, se encuentra el punto más cercano a las costas de Cuba, 90 millas, marcado por un enorme barril de concreto, el sitio favorito de los turistas para tomar fotos. Por esta zona entraba al agua el cable submarino de la Western Union y desembocaba en el pueblo de Cojimar. Este cable hacía posible las comunicaciones con Cuba.

Camino al muelle se visita el paraíso de los fumadores. En un viejo edificio totalmente restaurado llamado Cayo Hueso-Habana se encuentra la `Conch Republic', una pequeña factoría de tabacos donde los amantes de los puros pueden observar la preparación de un tabaco a su gusto.

Key West es espectacular. En el pasado se dieron cita conquistadores, piratas, exploradores submarinos, inmigrantes cubanos que crearon la industria del tabaco y pescadores de esponjas griegos. Hoy, cuando cae la noche, Key West se presenta llena de vida con música en las calles, discotecas, bares y excelentes restaurantes, el final perfecto de un día en la ciudad situada más al sur de Estados Unidos de América. Un paseo por ``Cayo Hueso'' es un viaje al pasado.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.