Guía de compras: Coral Gables

 

Para aquellas que pensaban que Coral Gables era un lugar donde solo existen tiendas de novias, quizá deberían volver y darse una vuelta.

Habit Boutique
Habit Boutique. Photo: Maria Tettamanti
 

Elizabeth Stewart

Para aquellas que pensaban que Coral Gables era un lugar donde solo existen tiendas de novias, quizá deberían volver y darse una vuelta por la histórica Miracle Mile. A parte de ser una de las calles más elegantes del sur de la Florida, Coral Gables es la meca de las boutiques de lujo. Ya sea que busques joyería exótica, moda a prueba de recesión o alta costura, este lugar tiene mucha variedad de donde elegir (obviamente todas las boutiques que encuentres estarán en medio de tiendas de novias.)

Ubicada a la salida de Le Jeune en el extremo noroeste de Miracle Mile, está hip-e boutique. Que no te engañe el nombre. Aquí no encontrarás una colección de collares de cáñamo o pantalones de retazos. Este moderno lugar vende marcas como Dolce & Gabana, Trina Turk, Development por Erica Davies, DVF y una variada colección de joyería de diseño y jeans como Hudson, Paige y Rich & Skinny.

¿Un consejo? Cuando ingreses, asegúrate de permanecer al lado izquierdo de la pared, donde están los descuentos. Todo lo que está en la pared cuesta $50 por tiempo limitado. El lado derecho, aunque resulte muy tentador, necesitará más dinero de tu billetera. Elegante y con muy buena iluminación, su decoración está complementada con fotos de luminarias de la moda como Madonna y Audrey Hepburn junto a un chandelier rojo y grandes espejos estilo vintaje en los vestidores, del tipo que te hace ver más delgada.

En el extremo este de Miracle Mile y donde empieza Coral Way está ubicado un pequeño oasis comercial llamado Miss C. Después de cruzar la intersección Douglas, la encontrarás en medio de una tienda de suministros médicos y una tienda de empeño. Una vez dentro, te sentirás transportado a una presuntuosa boutique de L.A. La propietaria, Christina Figueroa, ha decorado su íntimo espacio con marcos antiguos y paredes en tonos y texturas rosas. La mayor parte de la mercadería procede de L.A. con marcas que son muy difíciles de conseguir en Miami. Las más populares incluyen Cotton T's por Fluxus, Marisa K, Lulu Lame e incluso la nueva línea de la estrella de The Hills, Lauren Conrad. Miss C también tiene una variedad de lindos accesorios incluyendo pendientes, brazaletes, anillos y collares hechos a mano.

Cerca de la famosa panadería Chocolate Fashion está Habit Boutique. Este pequeño pero obligado punto de visita para las compradoras es un ensueño femenino. Adornada con muebles antiguos incluyendo una mesita para café llena de revistas de chismes y modas y de paredes en tonos encendidos, Habit ofrece en su mayoría prendas de diseñadores locales que no sobrepasan los $100. La boutique incluyen fabulosos vestidos Lush de algodón, pantalones de Rubber Ducky y muchas faldas de vuelo, sandalias con pedrería incrustada y tops escoceses. Desde los más modernos hasta los accesorios más clásicos, todos los artículos en la tienda son versátiles, cómodos y básicos para cualquier guardarropas.

Finalmente, al costado del Gables Diner, está The Golden Triangle. Preeya Sirna, original de Tailandia abrió este emblemático lugar para combatir la nostalgia por su país que a su vez fue lo que le dio la identidad a esta tienda llena de detalles únicos y exóticos, difíciles de encontrar en otro lado de la ciudad. Aquí encuentras desde incienso de la India –el más vendido- hasta joyería de Indonesia, todo elegido personalmente desde su país de procedencia.

“Nuestros clientes nos ruegan que no le digamos a nadie sobre la tienda, ellos la consideran como su tesoro escondido”, dice Sirna, quien se encuentra con su madre en Tailandia dos veces al año para comprar nueva mercadería y explorar nuevos países en busca de novedades. Apenas entras, el espacio espiritual te recibe con esculturas de Buda, campanillas de viento esculpidas a mano y portavelas, almohadas tejidas y una gran selección de joyería exótica y prendas de vestir.

Pese a que los productos provienen de distintas partes del mundo como China, Tailandia y Vietnam, los precios no son elevados. “En esta economía, las personas necesitan relajarse – y nosotros queremos ayudarlos brindándoles energía positiva”

Speak Up!