Gibraltar

 

Sofisticado menú en el modernizado local del Baleen ahora conocido como Gibraltar.

Gibraltar.preview.jpg

Aurora Rodriguez

Qué ofrece: Existen pocos lugares en Miami tan mágicos como la atmósfera de Gibraltar, el modernizado restaurante en el hotel Grove Isle en Coconut Grove. Sustituyendo el espacio del ex Baleen, esta nueva encarnación aún conserva la maravillosa vista a la bahía y a la ciudad de Miami desde cualquier sitio del salón comedor. Baleen fue el favorito de residentes que buscaban un lugar romántico para proposiciones matrimoniales y cenas por el día de San Valentín pero en los últimos años perdió su lustre culinario y fue más frecuentado por turistas. Después de una renovación de $1 millón de dólares, el local ahora es comandado por el chef ejecutivo Jeff O’Neill, quien ha trabajado con aclamados chefs como Daniel Boulud y Eric Ripert en Nueva York y quien recientemente ha comandado la cocina de Mar-a-Lago Club en Palm Beach y trabajado como chef privado de Donald Trump.

Ambiente: El extenso salón comedor está amueblado con sillas de cuero gris, manteles blancos y toques de madera oscura. Es espacioso y está iluminado por una luz tenue con meseros que consideradamente ofrecen mini-linternas que ayudan a leer la carta. En las noches cálidas, asegúrate de sentarte afuera donde las antorchas sirven de marco brillante a la vista del mar.

La comida: Americana contemporánea enfocada en mariscos. Los platos son sofisticados aquí, con una atención casi fanática al detalle. Los precios son razonables si se tiene en cuenta el lujoso entorno: entradas $8-$16, platos de fondo $23-$39,  y las guarniciones promedian los $6. La cena empieza con una canasta de pan estilo ‘pretzel’ e Indio naan con dos acompañamientos: dip de yogurt de culantro y un pedazo de mantequilla salpicada con sal marina (aunque la mostaza con especias hubiera funcionado mejor con el pretzel).  Como entrada, una sopa cremosa de zanahoria servida sobre queso mascarpone y crutones pumpernickel, calienta el alma en una noche fría. Asegúrate de ordenar el lomo de salmón ahumado, aunque sea solo para probar su lado de beignets de maíz esponjosos- la feliz unión de pan de maíz y donuts. La ensalada de espárragos con hongos asados, queso ricota y vinagreta trufada fue una elegante manera de empezar la refinada comida. El tortellini con calabaza asada es más ligera de lo que suena, compuesta de delicadas almohadillas de pasta en una espumosa salsa de salvia y arce.
Mayor enfoque en mariscos y pescados con lenguado, pargo cola amarilla y trucha de agua dulce en oferta. Cuando se trata del postre, no te puedes ir a casa sin probar el famoso pie de limón del chef, alabado por Oprah, con menos tarta y más relleno. El pudín Malva al estilo sudafricano (realmente más pastel con especies) con una bola de helado de jengibre es ideal para contrarrestar el verano.

Veredicto: El ex chef de Donald Trump impresiona con un sofisticado menú en el modernizado local del Baleen ahora conocido como Gibraltar.

Speak Up!