Fiesta de Pizzas

 

Comida italiana en Broward

bell.preview.jpg

Por Elaine Walker

Para aquellos que se preocupan del presupuesto familiar, la pizza y la comida italiana siempre son los ganadores. Si buscas un lugar con más estilo que la usual pizzería de barrio, aquí te damos tres opciones. Todas lo suficientemente casuales para llevar a los niños y simpáticas como para tener una cena económica.

Abierta desde el pasado otoño, Bellini’s le ha dado al ex Offerdahl's un nuevo rostro. Con su estilizado bar, asientos en color crema y muebles en color madera oscura, uno se siente como en un exclusivo bistro. El servicio fue increíblemente atento en la noche de la semana que cenamos. La oferta empieza con el cóctel que lleva el mismo nombre. Bellinis, en tradicional durazno y otros sabores de frutas, están siempre en promoción compra uno y el segundo es gratis. Los ingredientes de las pizzas hechas al carbón satisfacen al más carnívoro, hasta arúgula, langosta o puedes diseñar tu propia pizza. Nos encantó la masa delgada en nuestra pizza de albóndigas pero la salsa podía haber estado mejor. Para los que no comen pizza, pueden elegir entre pasta, mariscos y platos de fondo saludables como pollo o pescado a la plancha con vegetales. Bellini’s sabe cómo entretener a los niños, quienes pueden hacer su propia pizza con masa que es llevada a su mesa junto con un sombrero de chef, y un mini cupcake (bizcocho) para postre.

Si el viaje a Italia no está a la vista, la cena en Trattoria Panaretto te dará el sabor de lo que estás perdiendo. Los propietarios tuvieron un lugar similar en el norte de Italia antes de abrir este local en el centro comercial Southport Shopping Center. Panaretto es el nombre de un plato de madero usado en Venecia para servir polenta y aquí para servir pizza. Ingredientes como prosciutto y stracchino, queso grana o mascarpone le dan un toque europeo a las pizzas que son un poco más grandes que el tamaño personal. Aquellos que comen ligero pueden compartir una con una ensalada. Nuestra Emanuelle –pollo, espinaca, tomates deshidratados y queso de cabra (lo sustituimos por queso azul) – tenía el punto exacto de mezcla de sabores. Nos gusto el stracchino y romero también, pero encontramos que la pizza vegetariana estaba blanda. La pasta penne con pimientos mixtos y la salchicha italiana no fue nada especial. Las comidas terminan aquí con un brindis: un vaso de licor de naranja mezclado con leche.

Paredes de ladrillos y afiches italianos crean una atmósfera confortable en Bravo Ristorante en Quay Shopping Center Center, un incondicional que ha perdurado a través del tiempo al este de Fort Lauderdale por más de 15 años. El menú con clásicos italianos con algunos giros trae a la mente Carrabba's. Elige pasta y pollo para mantenerte dentro del presupuesto. Todas las comidas vienen con sopa o ensalada y panes al ajo (los nuestros no estuvieron buenos). Nos gustó el aperitivo de calamares a la parrilla con vegetales en salsa pomodoro con vino. La próxima vez ordenaremos una guarnición de pasta con este plato como nuestra comida. Clásicos como ternera y pollo parmigiano merecen el visto bueno pero el pollo siciliano –pollo parmigiano con un pedazo de berenjena – estaba muy frito. La fuente de postres tenían opciones muy tentadoras, pero estábamos muy llenos para probarlas.

Speak Up!