Festival Internacional de Cine en Miami: Una pistola en cada mano

 

Comedia del catalán Cesc Gay

See video

PILAR AYUSO

La ironía se husmea desde el título: A Gun in Each Hand ( Una pistola en cada mano), última entrega del catalán Cesc Gay, que se luce con esta agridulce comedia, una especie de radiografía de la masculinidad.

Sus conejillos de Indias son ocho hombres que rondan los 40 años, y a quienes Gay no pone nombre “porque son como los niños antes de nacer”: J tiene de todo menos la mente en su sitio, E no tiene un centavo, se acaba de separar, pero le queda el gato. S trata de arreglar un matrimonio que él mismo descompuso. G hace el papel de investigador privado de su propia mujer. P es el tipo de seductor a quien el tiro le sale por la culata. L llama a su amante con el nombre del perro. Y los dos restantes, M y A. están lejos de ser lo que parecen, uno sufre de impulsos agresivos, el otro de disfunción sexual.

“Nadie nos avisó que iba a ser así”, comenta un personaje a otro, refiriéndose a los insospechados giros que han tomado sus vidas, frase que según el realizador lo motivó a situar a estos patrones masculinos en situaciones para las que no están preparados y escarbar con humor pero sin compasión en sus psicologías.

El filme, con varias nominaciones a los premios Gaudí, se divide en cinco historias originales escritas por el propio director junto a Tomás Aragay, y cuenta con un equipo de actores, españoles y argentinos, de primer nivel: Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Luis Tosar, Eduard Fernández, Javier Cámara, Eduardo Noriega, Jordi Mollá y Alberto San Juan.

Junto a ellos, también ellas: Candela Peña (Goya a mejor actriz de reparto), Cayetana Guillén Cuervo, Leonor Watling y Clara Segura intervienen como contrapartida femenina, a las que Gay sitúa en amplia ventaja otorgándoles una confianza, fuerza de carácter e independencia muy superiores a las de sus ocho hombres en crisis.

Speak Up!