Festival Internacional de Cine en Miami: La piscina, como la vida misma

 

natación en una piscina de La Habana

See video

PILAR AYUSO

Un grupo de adolescentes discapacitados pasan el día en su clase de natación en una piscina de La Habana. A lo largo de la jornada al aire libre, el cielo cargado de nubarrones amenaza con un aguacero que no acaba de caer. Pero la carga dramática de La piscina ( The Swimming Pool) no está en el exterior, sino en la singularidad de sus personajes y en la naturaleza de sus emociones, auténtico retrato humano que dirige el joven cineasta cubano Carlos Machado Quintela, a partir del premiado guión de su coterráneo Abel Arcos.

El grupo lo integran Diana, a la que le falta una pierna (interpretada por la bella actriz Mónica Molinet); Rodrigo, un joven con problemas motores; Dany, un muchacho con síndrome de Down, y Oscar, que simplemente se niega a hablar. A cargo de este especial equipo está Esteban (Raúl Capote), un impasible instructor de natación, que esconde una frustración tras su extrema serenidad, lo que significa también una carencia.

El instructor les da a los muchachos total libertad para hacer lo que quieran: nadar, jugar, descansar, embromarse, incluso agredirse. La piscina es una metáfora de la vida que por sí mismos deben aprender a enfrentar. ¿Tiene el filme una doble lectura al situar a un grupo humano limitado por sus incapacidades en el estrecho marco de una piscina donde no acaba de ocurrir algo? ¿Hay un trasfondo filosófico al mostrar personajes cuyas imperfecciones, todas distintas, voluntarias o involuntarias, psicológicas o físicas, de alguna manera nos unifica a todos? El mensaje del filme queda abierto a cualquier interpretación, y es en su capacidad de sugerir más allá de lo que muestra donde está su atractivo.

La historia se toma su tiempo para ser desplegada, a través de largos planos y silencios, donde imperan las miradas y los gestos sobre las acciones y los diálogos. “Qué tranquilidad hay aquí”, expresa abstraído el padre de uno de los muchachos –pequeña intervención del gran actor Fernando Hechevarría. El día transcurre con una rara sensación de paz que, como la tormenta de verano que se cierne sobre ellos, nos revela que las apariencias suelen ser inexactas y relativas.

Speak Up!