Festival Internacional de Cine: Días de Pesca

 

El tiempo del perdón

See video

PILAR AYUSO

Desde la escena introductoria de Días de Pesca ( Gone Fishing), última realización del argentino Carlos Sorín ( La película del Rey), donde un viajero de comercio, Marco Tucci, de camino hacia Puerto Deseado en la Patagonia, sostiene una conversación casual con un desconocido en una cafetería de la carretera, sabemos que estamos ante un filme de emociones sencillas y excelente factura.

Es la temporada de pesca del tiburón y Marco ha venido a practicar un hobby recomendado por el médico para que se recupere de una adicción, pero el motivo más importante es reencontrarse con su hija Ana (Victoria Almeida) a la que no ha visto desde hace tiempo.

La atmósfera creada por Sorín anuncia el estilo intimista que prevalecerá a lo largo del filme y la sutileza de una trama marcada por las emociones de su protagonista, que encarna el excelente actor Alejandro Awada. Completan este retrato los recónditos paisajes de la Patagonia y la música de Nicolás Sorín (hijo del director) que realza el dramatismo de las escenas.

En la alejada localidad, Marco se cruza con varios personajes de pueblo, sencillos y bonachones. Para ellos Sorín elige actores no profesionales, con una naturalidad y frescura que impregna el filme de gran realismo. Estos son: el entrenador de boxeo a quien el protagonista conoció en la carretera y con quien vuelve a encontrarse; viajeros errantes; un guía de excursiones de pesca de tiburón, que intentará llevarlo a mar abierto para practicar este deporte del que nuestro protagonista no sabe una palabra.

No es necesario revelar más de este hombre educado y extremadamente amable que ha venido hasta tan lejos para reencontrar a su hija. Su pasado de alcoholismo lo dice todo: el hombre carga con culpas que intenta expiar. Para ello viene a reconciliarse con su pasado y con sus afectos perdidos. Pero el perdón, como la pesca del tiburón, lleva tiempo, paciencia y perseverancia.

Speak Up!