Festival Internacional de Cine en Miami: Días de vinilo

 

Entre la música y la amistad

See video

PILAR AYUSO

La música y las mujeres son la pasión que une a Facundo, Luciano, Damián y Marcelo, protagonistas de la comedia argentina Días de vinilo. Llenos de sueños, desde sus tiempos adolescentes en que se juntaban a escuchar discos de rock clásico, estos cuatro amigos han llegado a la treintena aún sin cumplirlos.

El agente funerario Facundo (Rafael Spregelburd) es el primero de los cuatro en dar el paso a la madurez: se va a casar con Karina, quien trabaja con su amigo Luciano (Fernán Mirás). Luciano es locutor de radio y vive obsesionado con una cantante, la sexy Lila, pero ella lo echa a un lado por celoso e invita a integrar su banda a quien ha retomado el hobby de componer al enamorarse también de ella: Facundo.

Otro de los amigos es Damián (Gastón Pauls) un cineasta deprimido que no puede olvidar a su ex y escribe roles propuestos por el actor que protagonizaría el filme: Leonardo Sbaraglia. Pero en una tienda de discos, donde conoce casualmente a Vera, quien intenta venderle una crema, deja olvidada la única copia de su guión.

El último del cuarteto es Marcelo (Ignacio Toselli), quien tiene precisamente eso, un cuarteto de músicos imitadores de los Beatles, donde él es el director y no tolera líos amorosos en su banda The Hitles. Se ha quedado en los años 1960, en la música y en la moda, y está más interesado en ganar la competencia de bandas tributo a los Beatles que en la guapa colombiana que de pronto le desordena la vida.

Días de vinilo, debut en la gran pantalla de Gabriel Nesci (creador de la serie Todos contra Juan), es una comedia muy agradable y divertida. Los cuatro actores son magníficos en sus papeles, junto a Sbaraglia que, en un rol secundario, matiza la historia con una notable vis cómica, parodiándose a sí mismo.

Speak Up!