Fendi para niños

 

La casa Fendi presentó su nueva línea ``casual chic'' para niños con un desfile en el salón internacional de la moda infantil Pitti Bimbo, que duró dos días.

Unas botas con el logo de Fendi celebran el colorido de la colección confeccionada con materiales ecológicos.

Kelly Velasquez

Por la pasarela florentina, en las instalaciones de Fortezza da Basso, llena de personalidades del mundo del espectá***** de la mano de sus hijos, debutó la línea para niños de un símbolo del lujo, Fendi, la firma italiana fundada hace casi un siglo y célebre por el uso del cuero.

La casa Fendi presentó su nueva línea ``casual chic'' para niños con un desfile en el salón internacional de la moda infantil Pitti Bimbo, que duró
dos días.

Fendi, que había creado en el pasado productos para niños de 0 a 2 años, ahora amplía su línea para niños de 2 a 12 años y para ello se asoció con la marca Simonetta para desarrollar su línea de ropa para niños ready-to-wear. Simonetta es una empresa italiana que también ha trabajado con Roberto Cavalli en su ropa infantil.

La línea ha sido diseñada por Silvia Venturini Fendi, la heredera de la marca Fendi y creadora de la exitosa ``Spy Bag''.

Como ocurrió en Milán con las coleccciones masculinas, el respeto ecológico inspiró a los diseñadores para niños por lo que fue creada una sección dedicada a lo ``sostenible'', con una serie de marcas que presentan vestidos, zapatos y accesorios realizados con materiales biológicos, que respetan la naturaleza y que tutelan la cadena de producción artesanal, como forma de respetar el planeta.

Protagonista de esa tendencia es el algodón biológico, color crudo o blanco, que se repite en muchas colecciones junto con las rayas y el motivo marinero, recurrente en los desfiles de firmas tradicionales como las italianas Sarabanda y Miss Grant.

``Me divierto, me encantan los vestidos que me escogieron'', comenta tímidamente Alessandro, un bello rubio romano de seis años, que espera con sus padres, Miriam y Roberto, su debut en la pasarela de Sarabanda.

Speak Up!