Exhibición: Imaginando la Florida

 

Exhibición conmemorativa en los 500 años del descubrimiento español de La Florida.

ZuJ8Q.St_.84.jpg

Por Adriana Herrera

La reciente inauguración de la exhibición Imaginando la Florida, una recreación de ese encuentro entre dos mundos que siguió al Domingo de Ramos de 1513, en que Juan Ponce de León arribó a la costa que bautizó La Florida, suponiendo erróneamente que era otra más de las islas caribeñas, es el primero de los eventos programados por Acción Cultural Española (AC/E) para celebrar el 500 aniversario de ese instante histórico. “La muestra ofrece al visitante un recorrido por el viaje de Ponce de León y su contexto histórico. Comienza en Sevilla, en vísperas de un viaje transatlántico. Los visitantes “entran” en un galeón español que se prepara para partir hacia el Nuevo Mundo. Se muestran los instrumentos de navegación, la tecnología y la gama de ocupaciones de los que participaron en estas expediciones.

En los siglos XVI y XVII, España se convirtió en la primera potencia mundial, el Puerto de Sevilla fue el gran protagonista: desde él salieron gran parte de las flotas hacia el Nuevo Mundo y hacia Florida. La muestra ofrece mapas interactivos para que el visitante descubra las diversas expediciones desde Ponce de León (1513) hasta Pedro Menéndez de Avilés (1565), fundador de San Agustín. El recorrido termina en el hallazgo virtual de la Fuente de la Eterna Juventud.

Durante el recorrido de la exhibición en el Museum of Art + Design del Miami Dade College en la Torre de la Libertad, los espectadores comienzan sus viaje con los instrumentos de navegación de un galeón español como los que partían de Sevilla al Nuevo Mundo, y termina en el hallazgo virtual de la Fuente de la Eterna Juventud.

Parados en la maravillosa agua que se proyectaba sobre el suelo a modo de recreación animada de la pintura que Lucas Cranach ‘El Viejo’ hizo en el Renacimiento inspirándose en el imaginario europeo de la mítica fuente, los visitantes comprenden que el descubrimiento de América tardó mucho en dar la visión de una nueva tierra. Antes que nada, los europeos vieron en todo lo que hallaban un espejo de sus sueños recónditos, un espacio para sus propias fantasías.

De modo independiente a los móviles que animaron las travesías desde la búsqueda de oro y honores, hasta la sed de espacio para utopías políticas o religiosas lo cierto es que éstas acabaron transformando a conquistadores y conquistados y ya no hubo regreso posible a esa tierra en la que medio mundo ignoraba la existencia del otro medio.

En las cuatro secciones curadas por J. Michael Francis y diseñadas y producidas por Carmen Bueno del Grupo Abbsolute con paneles llenos de ilustraciones, documentos, artefactos y mapas, hay un enfoque centrado en Europa que recrea los viajes de Ponce de León y de otras figuras como Pedro Menéndez de Ávila, clave en la fundación de San Agustín, el asentamiento europeo más antiguo en los Estados Unidos.

El recorrido intercala diálogos y anécdotas a través de recursos auditivos y visuales que permiten adentrarse en la vida de las colonias, no sólo a través del recuento histórico y geográfico de los grandes episodios de la navegación o de la confrontación entre ambos mundos, sino recobrando esas pequeñas historias que ilustran la vida cotidiana de una época.

Así, podemos conocer la lista de los pasajeros que vinieron con Menéndez –y entre los cuales había canteros, sastres, herreros, molineros o plateros o saber que llegando al nuevo mundo hubo mujeres que dejaron a sus maridos y se fueron a vivir por su propia voluntad con otros y habrían permanecido así de no ser por las amenazas de las autoridades que las obligaron a volverse a España so pena de ser denunciadas ante la inquisición.

Las biografías con paneles ilustrados recobran figuras como las de la Cacica Doña María, Jefa de Nombre de Dios, que cumplió en La Florida un papel semejante al de La Malinche, en México. Tanta fue su ayuda que en una carta dirigida por el gobernador de estas tierras a Felipe II, admite su valía y aboga porque se le envíe ayuda. También se cuenta la singular historia de Hernando de Escalante que habiendo naufragado en las costas de la Florida a los 13 años, vivió los siguientes 17 como cautivo de los Calusas y se convirtió luego en el gran traductor de los primeros misioneros jesuitas. De hecho uno de los aciertos de la exhibición es el dar espacio a la historia de los intérpretes que fueron quizás los mejores diplomáticos de las Indias, puesto que, como se sabe, aprender una lengua supone también asimilar de algún modo una visión de mundo.

Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, una de las figuras más extraordinarias de la historia de La Florida se incluye someramente en esta primera exhibición que marca el inicio de todo un programa de exposiciones, conciertos, acciones de reconocimiento al libro e iniciativas para fomentar la movilidad de profesionales y creadores. Además de ser el hombre que más veces ha naufragado en la historia del mundo, y el mayor caminante del que se tenga noticia, pues duró andando ocho años hasta atravesar América de La Florida a México, Cabeza de Vaca no fue un conquistador sino un derrotado. Náufrago, esclavo de los habitantes nativos, comerciante y brujo que dominó varias lenguas indígenas fue uno de los primeros españoles que descubrió, desde los ojos del otro, el Nuevo Mundo.

Para el curador J. Michael Francis, el interés de esta exhibición radica en que “está concebida para abrir los ojos y las mentes y mostrar al público uno de los períodos más interesantes y dramáticos de la historia estadounidense”.

Speak Up!