Willy Chirino en concierto por el Día de los Padres

Con una nueva producción discográfica a punto de salir al mercado, Willy regresa al escenario del Dade County Auditorium este domingo 18 de junio con un espectáculo dedicado a celebrar el Día de los Padres.Pedro Portal

Willy Chirino en concierto por el Día de los Padres

Cuesta creer que haya transcurrido tanto tiempo desde aquel verano de 1961 cuando Willy Chirino tuvo que abandonar su querida tierra. Allí, en su pequeño gran mundo de Consolación del Sur —el pueblo que lo vio nacer— fue donde descubrió que la música era su gran pasión. “Todavía conservo en la memoria el sonido que producían los tambores y los sartenes de las congas que arrollaban por las calles de mi pueblo”, cuenta durante una charla con el Nuevo Herald en uno de los acogedores salones de su casa en Pinecrest.

Con solo 14 años, Chirino llegó al exilio gracias a la operación Pedro Pan, que permitió que miles de niños y jóvenes cubanos huyeran de los peligros de adoctrinamiento del gobierno revolucionario y pudieran rehacer sus vidas en Estados Unidos. “Fue un capítulo muy difícil y traumático para las familias cubanas porque todos pensábamos que el regreso a nuestra patria iba a ser cuestión de pocos meses”.

En Miami cursó la secundaria en el Colegio La Salle y a principios de la década del 60, siendo todavía estudiante, comenzó a perfilar su carrera profesional tocando con grupos musicales en bares de la ciudad. “Aprendí a tocar los teclados, el bajo y la guitarra —cuenta entre risas—, me convertí en el hombre orquesta, y eso me brindaba muchas posibilidades de trabajo. Recuerdo que ganaba 70 dólares a la semana, y para nosotros —que éramos una familia numerosa y muy humilde— ese dinero significaba una entrada indispensable”.

Sin embargo, fue el lanzamiento en el año 1974 de One Man Alone, su primer disco como solista, lo que lo catapultó al estrellato y significó, además, el surgimiento del llamado Sonido Miami. “Queríamos aportar algo innovador al panorama musical. Veníamos de Cuba con el legado de Celia y la Sonora Matancera pero aquí habíamos encontrado a los Beatles y a los Rolling Stones y eso produjo un efecto que nos hizo mirar la música con matices diferentes”, explica.

Con más de 25 discos en sus espaldas, un premio Grammy al mejor disco de salsa/merengue en el año 2006, y un Grammy Latino a la excelencia musical en el 2014, Chirino es, sin lugar a dudas, uno de nuestros artistas más exitosos  y un verdadero cronista popular, cuyo nombre evoca especial magnetismo entre sus admiradores. Dotado de una auténtica simpatía y de una humildad forjada en el trabajo, este querido artista mantiene una imagen impecable, honesta y diáfana que va más allá de la fama o la celebridad.

Representante ilustre del exilio, su carrera está repleta de canciones que constituyen la banda sonora de varias generaciones de cubanos dentro y fuera de la isla. “Siento amor y respeto por toda la música que he compuesto, pero creo que Soy y Nuestro día ya viene llegando son las dos canciones que más han trascendido”, asegura. “Me inspira la noche, soy absolutamente noctámbulo. Cuando la gente duerme la musa aparece”.

A sus jóvenes 70 años, este hombre energético, cercano y sencillo, que se emociona cuando recuerda a su padre, continúa aprendiendo cada día. “El viejo era un hombre muy transparente, con un concepto muy alto de la moral y la disciplina. Aprendí mucho de sus principios y sus creencias, me enseñó a ser consecuente y a valorar a la familia por encima de todo”.

Chirino está felizmente casado con la popular cantante y actriz cubana Lisette, es padre de seis hijos y abuelo por tercera vez. “Nos sentimos muy dichosos de vivir rodeados de tanto amor. Tenemos una familia hermosa, con unos hijos fuera de serie que se adoran y nos hacen muy felices —dice con un brillo de orgullo en la mirada—. Además creo que el papel de abuelos se nos ha dado de maravilla. Por eso estamos esperando con tanta ilusión otra nieta que nos llega en septiembre”.

Con una nueva producción discográfica a punto de salir al mercado y dispuesto a recibir un inmenso y merecido baño de cariño de su gente, Willy (como le llaman todos familiarmente) regresa al escenario del Dade County Auditorium este domingo 18 de junio con un espectáculo dedicado a celebrar el Día de los Padres. “Uno se pasa la vida sembrando amor y después recoge lo mismo multiplicado”, dice sobre este evento tan significativo.

El concierto, producido por el joven empresario Fabio Díaz Vilela, promete estar cargado de ritmo y emoción. “Pondremos a consideración del público algunos temas del disco nuevo y por supuesto, no faltarán los éxitos de siempre”, adelanta el artista. “Será un show muy especial en el que estaré acompañado de una gran banda de excelentes músicos y tendremos algunas sorpresas con la familia”.

Willy Chirino se presenta en concierto este domingo 18 de junio, a las 7:00 p.m., en el Dade County Auditorium, 2901 W. Flagler Street, Miami. Obtenga sus boletos en www.ticketmaster.com, en la taquilla del teatro o llamando al (305) 541-2631 o (305) 547-5414.

Comments

Thanks for checking out our new site! We’ve changed a ton of stuff, and we’d love to know what you think.
Email feedback