Matt’s Stock Island sienta pauta en los Cayos

Key West continúa añadiendo a su vasta oferta de hoteles y restaurantes, elevando cada vez más las opciones en estos renglones. Y qué mejor cuando se puede disfrutar de un innovador programa gastronómico en una de las hospederías más nuevas del área. The Perry Hotel Key West se ubica en Stock Island, a unas cuatro millas del centro de Cayo Hueso, lo que significa que está lo suficientemente cerca para rumbear y a una distancia perfecta para descansar en este paraíso floridano.

Cortesía Restaurante/Hotel

Es muy probable que aquellos que quieran disfrutar del sol, piscina y buena comida no abandonen el hotel con decoración industrial chic y extenso menú. Una estadía de varias noches podría no ser suficiente para saborear la variada carta. Las ofertas culinarias a lo largo de día y la noche son consistentemente buenas y diferentes, el giro gourmet a las mismas no impide una atmósfera muy relajada, muy a lo Key West.

El insignia es Matt’s Stock Island Kitchen & Bar y, al igual que la barra Salty Oyster Dockside & Grill en el área de la piscina con vista a la marina, están abiertos al público. El restaurante, que cuenta con el liderazgo del chef Ryan Fredstrom, es de esos lugares que ameritan más de una visita. Los amantes de los mariscos alucinarán con la torre presentada en una caja de aparejos antigua que contiene ostras, camarones, coctel de langosta, atún tartare y ceviche de pargo colirrubia. La presentación y el contenido son un verdadero deleite que refleja la pasión por la pesca del joven chef.

Las ofertas culinarias a lo largo del día y la noche son consistentemente buenas y diferentes.

Aunque Fredstrom nació en Texas, a pocos meses de nacido se mudó a Naples. Fuera de una temporada en Washington DC, el chef de 31 años ha recorrido varios puntos del estado en diferentes restaurantes y hospederías, incluyendo el popular Yarbird Southern Table & Bar en Miami Beach. Y fue precisamente su amor por la pesca y la ubicación del hotel junto a la marina un gran atractivo para que Fredstorm decidiera mudarse a Cayo Hueso. “Se trata de un concepto muy distinto, desde el hotel al restaurante. Me gusta el hábitat natural de Stock Island, no necesariamente la conmoción del centro. Estamos en una marina y el poder ver a los pescadores traer la captura del día fue algo que me llamó la atención”, dijo.

Matt’s ofrece una gran variedad de pescados y mariscos, pero se diferencia por su buena selección de carnes y un exquisito pollo frito que consigue ser crujiente por fuera y jugoso por dentro. “Nuestro concepto es más cercano a la comida casera, o comida confort costera ejecutado con ingredientes frescos”, indicó a el Nuevo Herald.

 

Aunque una cena podría enfocarse en los aperitivos –con delicioso dip de pescado ahumado, vieiras con tocino, ceviche, camarones rosados Key West y buñuelos de frijoles negros– al sentarse a la mesa hay que asumirlo como un maratón y no una carrera. Entre las ensaladas se distinguen la de Baby Kale, con queso de cabra, aguacate y tomate y una César como pocas, cremosa y con crotones hechos en casa.

Las especialidades de la casa son para chuparse los dedos. La pesca del día puede cocinarse en una variedad de estilos y salsas, pero entre los imperdibles del menú están el mero con dumplings, tacos de pargo y un muy distinto chowder de almejas.

Hasta el momento el restaurante no cuenta con un chef pastelero, y aunque chef Ryan opine distinto, en verdad no lo necesita. El giro ‘Matt’s’ al key lime es con macaroon de coco, el budín de guayaba es sublime y la barra de chocolate con tocino y sal de mar es una ricura. El local cuenta con una lista de vinos que abarca los imprescindibles en una amplia gama de precios, cervezas de barril artesanales y cocteles.

Para el almuerzo, hay un menú completamente distinto, aunque algo más reducido, en Salty Oyster. Aquí sobresalen la ensalada César con ostras fritas, los camarones peel & eat y un hamburger llamado ‘The Squealer’.

El tema náutico elegante domina la propiedad y cada comida está acompañada de una excelente vista al mar. Un verdadero infaltable en Key West.

Matt’s Stock Island Kitchen & Bar, at The Perry Hotel Key West, 7001 Shrimp Road, Key West Florida, 33040. Reservaciones, 305-294-3939.

BUDÍN DE GUAYABA

 

INGREDIENTES:

1 pan cubano cortado en cubitos de 1/2 pulgada (viejo de un día)

16 tzs. leche evaporada

48 ozs. leche entera

1 cda. extracto de vainilla

3 tzs. azúcar

16 huevos

1.5 lbs. pasta de guayaba cortada en cubitos de 1/2 pulgada

1.5 lbs. queso crema cortado en cubitos 1/2 pulgada

1/4 cdta. clavo molido

1 guayaba fresca en rodajas como adorno

1 cdta. sal

PREPARACIÓN:

Precaliente el horno a 350° F. En un recipiente grande, mezcle los huevos, azúcar, la leche, vainilla, clavos y sal. Agregue el pan, queso crema y guayaba y mezcle todo. Rocíe moldes pequeños –como un ramekín– con spray de hornear y vierta la mezcla 2/3 del molde. Hornee por 12 minutos o hasta que un palillo de dientes salga limpio. Sirva con helado y decore con una rodaja de guayaba fresca.

PURÉ DE MIGAJAS DE MAÍZ

INGREDIENTES:

4 ozs. migajas de maíz (crumbs)

6 osz. half & half

1 oz. mantequilla

1 pizca cebolleta

PREPARACIÓN:

Caliente las migajas, la mantequilla y half & half en una cacerola pequeña y combine bien. Sirva caliente y agregue cebolleta encima.

Comments

Thanks for checking out our new site! We’ve changed a ton of stuff, and we’d love to know what you think.
Email feedback