La Shica quiere pasarlo bomba en Miami

Elsa Rovayo es La Shica que se presenta el 22 de junio, a las 8:30 p.m., en el Gleason Room at Fillmore Miami Beach Theatre.Cortesia

Elsa Rovayo es La Shica y viceversa; una cantante española que ama la música tradicional, y a partir de ella realiza la llamada música de fusión, donde la flexibilidad para mezclar diferentes sonidos y géneros la lleva lograr un sonido nuevo que ya la caracteriza dentro del medio. Es también desenfadada y diáfana, le gusta ser sincera en el escenario y con ello logra atrapar cualquier tipo de audiencia y eso le permite percibir que tiene mucho camino por recorrer, lo que es acorde con su constante hiperactividad. Dentro de su apretada agenda me concede unos minutos para realizarle una entrevista y presentarla al público de Miami, que tendrá la oportunidad de verla en un próximo concierto único, que han programado el Centro Cultural Español, como cierre del programa “Crear en femenino”, y FUNDarte como parte del evento “OUT IN THE TROPICS 2017”. Se llevará a cabo en The Gleason Room at The Fillmore, en Miami Beach.

Comencemos por la niñez ¿Cuál es tu recuerdo más lejano de música, entendiendo que sentiste de manera consciente que se trataba de música?

Creo que el canto de mi padre, él casi siempre me acompañaba un rato antes de dormir, me contaba cuentos geniales y me cantaba canciones. Mi padre cantaba muuuuuy bien, aunque no era cantante profesional, ni nada de eso, su voz me fascinaba. 

La música es uno de los más bellos caminos de la vida, pero hay que entregarse por completo a ella, no es sencilla, es egoísta y demandante, y obliga a la disciplina, perseverancia y compromiso. ¿Cuánto sacrificio has hecho para complacer su apetito?

Uy, mucho. Han sido muchas las renuncias a lo largo de mi vida. Antes de cantante fui bailarina, y si la música te parece un camino exigente, no te quiero ni contar lo que es la danza. Me fui de casa a los 15 años para poder estudiar danza en Madrid. Cuando salía del instituto, en lugar de ir al parque con mis compañeros a hacer cosas de adolescente, me iba al estudio de danza para aprender flamenco, danza española, ballet clásico… Era de lunes a viernes, hasta las 22.00 h., después llegaba a la pensión donde vivía, cocinaba mi cena y hacía las tareas para el instituto, así un día y otro; pero yo no lo he vivido como un sacrificio, sino como una elección. Toda elección implica renuncia y la verdad es que yo he sido y sigo siendo muy feliz con el camino que he elegido. 

¿Cuál es la combinación perfecta para la música en escena: talento y simpatía, creación y suerte, genio y devoción, seducción y conexión…? 

Pues no tengo ni idea, si lo supiese quizá sería millonaria. 

¿Cómo puedes agrupar tantas influencias musicales sin pifiar?

Con respeto, respetando mucho cada material con el que trabajo.

La fusión de géneros musicales tiene ya muchos años de trabajo y aunque parece algo sencillo tomar de aquí y de allá, resulta agotador el proceso de estudio y mezcla con el objetivo de lograr la obra. Cada vez son más los cantantes y grupos que se separan de lo puro para mezclar. Como compositora, ¿lo haces pensando en quién te interpretará o sólo piensas en hacerlo tú y pasarla bien? 

Realmente sólo pienso en mí. Cada proyecto debe suponer un reto, un crecimiento. Si no consigo traspasar algún límite, el trabajo pierde interés, termina por aburrirme y si me aburro… abandono.

La música flamenca le debe a intérpretes como Pitingo, Antonio Lizana y ahora a ti, entre otros jóvenes, haber ganado la admiración y el respeto del mundo, y más adeptos cada vez. Con las fusiones que ustedes realizan, sin embargo, estamos dejando de escuchar fuera de España el flamenco “puro”, se escucha menos flamenco y más fusión. Has declarado que no quieres ser “pura” de ningún estilo, porque haces lo que te da la gana; pero ¿no crees que los cantantes de fusión pudieran incluir en el repertorio un par de piezas “puras”, para fomentar el gusto por el folclor auténtico y ayudar a preservar el flamenco? 

Yo creo que además de las figuras que aún siguen activas, en este momento existe una súper generación de jóvenes, haciendo flamenco puro de muchísima calidad, tanto en la música como en la danza. Creo que el flamenco puro goza de una salud excelente y que en determinados circuitos se sigue consumiendo. En mi caso, no sería buena idea que tratara de incluir ese tipo de temas en mi repertorio, porque básicamente no tienen que ver con mi forma de hacer, porque no tienen que ver con mi esencia. Mi esencia es mixtura pura o al menos así lo siento yo.

Has cantado con mucha gente: Bebe, Jorge Drexler, Bimba Bosé, Manuel Carrasco, Rosario Flores, Amancio Prada, Martirio… ¿Con quiénes tienes mejor mancuerna, con chicos o chicas? 

No pienso que es esto de chicos o de chicas, tiene más que ver con tipos de sensibilidad, con momentos que se vuelven mágicos sin saber muy bien por qué, con química…

Tienes un rostro peculiar de ojos grandes y expresivos, y gracias a que el baile te dio armas ilimitadas para el escenario, te mueves como quieres, haciendo que tus espectáculos sean únicos. ¿Te han dicho que tu rostro y capacidad histriónica es superior a lo que imaginas? ¿Qué podrías hacer de mimo con facilidad?

Pues no, nunca me habían dicho algo así jajaja. Lo de mimo lo veo complicado, porque yo soy muy de hablar.

Quien habla mucho tiene mucho que decir ¿Cuáles son tus proyectos inmediatos?

Estoy componiendo un disco nuevo, haciendo algo de teatro (no de mimo, con texto), también ando desarrollando un proyecto didáctico que me gustaría poner en práctica en cárceles, con grupos de mujeres maltratadas, en centros de menores o algo así. Tengo muchas ganas de trabajar con gente en situaciones complicadas, porque el arte es una ventana donde uno siempre puede asomarse a respirar y hay una buena parte de la humanidad que se ahoga.

Siempre estás abierta a nuevas propuestas musicales y ahora te toca Miami ¿Qué esperas de la ciudad del sol? Dile algo a esta gente que te espera.

Quiero pasarlo bomba, bailar, reír y sentir, que aunque sea a ratitos puedo sentirme totalmente libre. Eso es lo que busco cada vez que subo al escenario y en Miami no va a ser menos.

La cita es el 22 de junio, a las 8:30 p.m., en el Gleason Room at Fillmore Miami Beach Theatre. 1700 Washington Avenue, Miami Beach, FL 33139. Las entradas se pueden comprar en la web de FUNDarte, Ticketmaster, y por teléfono (800) 745-3000 (ticketmaster) o (305) 673-7300 (Fillmore Miami Beach Theatre). Las entradas también están disponibles en la taquilla de teatro.

Comments

Thanks for checking out our new site! We’ve changed a ton of stuff, and we’d love to know what you think.

Email feedback