El helado perfecto

 

El mejor plan para el verano, a cualquier hora del día y en cualquier lugar, es y siempre será comerse un delicioso y refrescante helado.

helado.jpg
Foto: Héctor Gabino
 

Sandra Palacios

El mejor plan para el verano, a cualquier hora del día y en cualquier lugar, es y siempre será comerse un delicioso y refrescante helado. La oferta de sabores es infinita, ya que se trata de un postre versátil, que va bien con todo y el que, con un poco de imaginación, se puede convertir en una maravillosa pieza culinaria.

Qué mejor que consentir a los niños con una copa de helado de vainilla y chocolate, jarabe de caramelo y unas chispas de chocolate para alegrarles sus tardes de vacaciones: es la excusa perfecta para tener un litro de helado en el refrigerador. Pero si no hay pequeños en casa, no hay problema; aunque no sean lo mejor para la dieta, sí son un dulce pretexto para romperla y disfrutar sin remordimientos. Además, son fáciles de preparar en casa.

La lista de ingredientes con los que se pueden preparar es extensa; luego de que la vainilla, el ron con pasas, el dulce de leche o el chocolate fueran los sabores favoritos de toda la familia durante mucho tiempo, hoy en día se pueden encontrar en el mercado delicias exóticas como el de té verde o los helados tempura que ofrecen los restaurantes asiáticos.

Aquí en Miami, además de la cantidad de heladerías que abren todos los días, varios restaurantes han incluido en sus menús creativas alternativas al helado tradicional, convirtiéndolos también en delicadezas gastronómicas. El restaurante La Marea, en el hotel The Tides de South Beach es uno de ellos. Su chef, Gonzalo Rivera, y la especialista en helados Katherine Moreno ofrecen, para el deleite de los comensales, rarezas como el helado de albahaca, el de miel de arce (maple) o el de grosellas, por nombrar algunas.

Por eso, durante este verano, La Marea ha dispuesto una barra dedicada exclusivamente a los helados, en la que Moreno y Rivera son los encargados de regalarle a los visitantes una experiencia inolvidable. Vainilla de Madagascar, zapote blanco, curry rojo tailandés o chocolate oscuro son otros de los sabores que ofrece.

También, en el restaurante Ra Sushi Bar de South Miami se puede concluir un placentero festín culinario con un helado tempura de canela, un poco de cocoa en polvo y jarabe de chocolate. Es el postre perfecto para irse cien por ciento satisfecho a casa. •

sandrapalaciosg@yahoo.com

HELADO DE CHOCOLATE OSCURO

`Chef' Gonzalo Rivera

La Marea en The Tides

INGREDIENTES:

4 tazas de crema de leche (`heavy')

15 oz. de yemas de huevo

3 vainas de vainilla

4 tazas de azúcar refinada

1 ½ taza de chocolate oscuro cortado en trozos

PREPARACION:

Corte a lo largo las vainas de vainilla con un cuchillo bien afilado y retire con la punta las semillas, y colóquelas en la crema de leche. Mezcle la crema y el azúcar en un sartén a fuego medio. Agregue los trozos de chocolate. Luego, retire el sartén del fuego y agregue la mitad de las yemas de huevo. Bata bien y luego vierta el resto de las yemas. Una vez que la mezcla haya enfriado, viértala a través de un colador de malla en un recipiente con tapa, y ponga la mezcla en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente, vierta la mezcla en una máquina para hacer helados hasta que alcance el punto. Sírva en una copa alta.

CINNAMON TEMPURA ICE CREAM

Ra Sushi Bar

INGREDIENTES:

1 bola de helado de canela (se puede conseguir en cualquier supermercado)

harina para tempura

masa para tempura (mezcla de harina, fécula de maíz, 1 huevo y agua fría)

1/4 de cdta. de azúcar en polvo

1/4 de cdta. de cocoa en polvo

½ oz. de sirope de chocolate

½ oz. de puré de frambuesa

PREPARACION:

Tome una bola de helado de canela, asegurándose de que esté bien congelada. Enharine el helado con la harina para tempura y luego envuélvala con la masa para tempura. Sofríala en un sartén con aceite caliente, o en una freidora a 350 grados. Cocine por un minuto y, si se desea, rocíelo con un poco de masa para tempura para que quede más crujiente. Decore el plato con el azúcar y la cocoa en polvo, y el sirope de chocolate. Corte la bola de helado en cuatro pedazos y sírvala en el plato. Rocíe un poco del puré de frambuesa sobre cada trozo y sirva.

HELADO DE ALBAHACA

`Chef' Gonzalo Rivera

La Marea en The Tides

INGREDIENTES:

2 tazas de hojas de albahaca

2 tazas de leche entera

1 taza de leche condensada

1 taza de crema de leche (`heavy')

15 ozs. de yemas de huevo

3 vainas de vainilla

3/4 de tazas de azúcar

2 oz. de néctar de agave

PREPARACION:

En una olla pequeña hierva un poco de agua y agregue las hojas de albahaca, dejando remojar por 30 segundos. Luego, retírelas de la olla y póngalas en un recipiente con hielo. Séquelas sobre una hoja de papel toalla y escurra toda el agua. Luego, en una licuadora mezcle el néctar de agave con las hojas de albahaca y reserve en un recipiente. Corte a lo largo las vainas de vainilla con un cuchillo bien afilado y retire con la punta las semillas. Coloque las semillas y trozos de vainilla en la crema de leche. Mezcle la crema, la leche condensada, la leche entera y el azúcar en un sartén a fuego medio. Retire el sartén del fuego y agregue la mitad de las yemas de huevo. Bata bien y luego incorpore lentamente el resto de las yemas. Cuando la mezcla haya enfriado, agregue la albahaca y revuelva bien incorporando todos los ingredientes. Pase la mezcla a través de un colador de malla a un recipiente con tapa, y póngalo en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente vierta la mezcla en una máquina para hacer helados hasta que alcance el punto. Sírvase en una copa alta.

HELADO DE CARAMELO

`Chef' de repostería Vincent Pantoliano

Meat Market

INGREDIENTES:

9 yemas de huevo

1 taza pequeña de azúcar

una pizca de sal

2 tazas de leche

2 tazas de crema de leche

1 cda. de extracto de vainilla

3/4 de taza de azúcar (para caramelizar)

PREPARACION:

Bata las yemas, el azúcar, la vainilla y la sal hasta que obtengan un color amarillo pálido. Caliente la leche y la crema lentamente a fuego bajo. En una olla aparte, caliente el azúcar con agua suficiente para lograr una consistencia como de arena mojada (aproximadamente dos cdas.) y cocine hasta que obtenga color caramelo. Retire de la estufa. Vierta la crema tibia al caramelo revolviendo despacio. Coloque la mezcla de huevo en un sartén más grande y vierta allí el caramelo lentamente revolviendo, a fuego bajo hasta que se vaya creando una mezcla más espesa. Congele a 0 grados y finalmente vierta la mezcla en una máquina para helados, o usando un Paco Jet. Sirva enseguida.

Speak Up!