El desfile del Miami Heat será el lunes

 

Fanáticos de fiesta por los campeones de la NBA

See video

ADAM H. BEASLEY Y MICHAEL VASQUEZ ABEASLEY@MIAMIHERALD.COM

El viernes por la mañana, las tiendas se llenaron de fanáticos del Heat en busca de camisetas y gorras para conmemorar la victoria del equipo contra los Thunder de Oklahoma el jueves por la noche. El tráfico de la hora pico mañanera estuvo lleno de la canción del grupo Queen We are the Champions.

Las festividades para celebrar el triunfo están programadas para dar comienzo el lunes a las 9 a.m., iniciándose el desfile a las 11 a.m. y terminando al mediodía. A las 12:30 p.m., el equipo entrará en la AmericanAirlines Arena para una celebración adicional. La ruta del desfile todavía no se dado a conocer.

Para el fanático del Heat Gerardo Rodríguez, el triunfo de los Finales borró todos los fantasmas del año pasado, cuando el Heat perdió los Finales en seis partidos frente a los Dallas Mavericks. Rodríguez vive en Dallas, y como admirador del Heat tuvo que sufrir la ignominia de estar rodeado de enemigos. Fue obligado a presenciar el desfile victorioso de Dallas, que pasó frente al restaurante donde trabaja.

“Fue un trago difícil de tragar”, dijo Rodríguez. “No podría decir que fue una pesadilla, pero fue algo muy parecido”.

Sin embargo, este año Rodríguez tiene planeado hacer su primera visita a Miami para estar presente en el desfile del Heat.

“Incluso convertí a mi novia en fanática del Heat”, dijo Rodríguez. “Le encanta D-Wade”.

La estrella del Heat Dwyane Wade empezó esta mañana colgando lo siguiente en su página de Tweeter: “GUAU. Dios es bueno...felicitaciones a la ciudad de Miami... todos ustedes se merecen este momento...CAMPEONES DEL MUNDO… Somos el #1...Los quiero a todos”.

En el bar Clevelander en South Beach, los fanáticos que estaban reunidos allí contaron los segundos finales del juego como si se tratara de la cuenta regresiva de Año Nuevo.

Cuando el juego terminó, el bar explotó con gritos, abrazos y estrechones de manos.

El Miami Heat, campeones de la NBA. A beber y a celebrar.

“La canción All I do is win (Todo lo que quiero es ganar), que puso a todo volumen el DJ Khaled nunca pareció más indicada para celebrar el triunfo del equipo.

“LeBron lo logró”, dijo said Jeff Hall, fanático del Heat de Washington que viajó al sur de la Florida para asistir a los Finales de la NBA. “Dijeron que no podría hacerlo, pero vino Miami y le trajo un anillo de campeón a la ciudad. Es algo increíble”.

La estruendosa celebración se hizo eco por todo el sur de la Florida. En las casas, las aceras y las esquinas de las calles los fanáticos celebraron el segundo título en la historia de la franquicia con cazuelas, sartenes, ollas, cucharas y cualquier utensilio de cocina que pudiera hacer ruido. Mucho ruido.

A medida que la victoria del Heat se convertía en algo inevitable, las aceras de la avenida 49 en Hialeah se llenaron de seguidores con camisetas del Heat, que cantaban y coreaban, “¡Vamos Heat!”.

Pronto una caravana de automóviles se sumaron a la celebración, tocando las bocinas y pasando una y otra vez por las esquinas llenas de entusiastas fanáticos. Los motociclistas hacían ruido con el motor de sus vehículos.

Cuando el triunfo se hizo official, los fuegos artificiales llenaron el cielo de Miami. Los fanáticos se subieron al techo de los autos y un sinfín de bandas de música tocaban subidas en las camas de las camionetas. En Hialeah se hizo difícil dormir por el escándalo que no paraba.

Las madres no paraban de besar a sus bebés. Los adolescentes saltaban sin parar. Los abuelos cubanos bebían coladas en la ventanilla de La Carreta al tiempo que sonreían y un vendedor aprovechaba para vender las primeras camisetas con el letrero de “Heat Champions” por $10.

En La pequeña Habana, el espectá***** se repetía, y una minifurgoneta llena de mujeres tenía un letrero enorme que decía “Llámame, LeBron James”.

Lo sentimos, chicas. Ya LeBron tiene compromiso.

Los reporteros de The Miami Herald Alejandro Bolivar, Anthony Cave, Anna Edgerton, Kathleen McGrory, Kristofer Rios y Christina Veiga contribuyeron a este reportaje.

Speak Up!