Día de spa en casa

 

No es necesario salir de casa para sentirnos mimadas y para rejuvenecer nuestros cuerpos.

spa en casa

El Nuevo Herald

No es necesario salir de casa para sentirnos mimadas y para rejuvenecer nuestros cuerpos. En las presentes condiciones de la economía, poder lograr un día de spa y relajación en casa, usando ingredientes que quizás ya tenga en su cocina, representa un gran ahorro, además de que puede ser divertido.

Empecemos por buscar un área cómoda con un mueble confortable donde pueda acostarse y descansar después de sus tratamientos. Las cosas que necesitamos para su día de spa son: varias toallas grandes y pequeñas, azúcar morena, leche de coco, crema corporal sin fragancia, dos huevos, una brocha pequeña para aplicar la mascarilla, pepinos, bolsas de infusión de manzanilla, aceite de oliva y pétalos de rosas.

Para crear un ambiente agradable y sereno deben encender velas con su fragancia preferida. Empecemos con un tratamiento para su cabello: eche poco menos de 1/4 de aceite de oliva en una copa, caliente en el microonda durante 20 segundos o hasta que esté tibio. En la palma de la mano, coloque una pequeña cantidad de aceite y, con las dos manos, aplíquelo en su cabello sin llegar a la raíz; si su cuero cabelludo es muy seco, puede aplicarse el aceite y hacerse un masaje. Después, recoja y cubra su pelo con un gorro plástico. Para su cutis necesita sólo la clara del huevo batida. Con una brocha, aplique la clara de huevo por toda la cara y el cuello, con excepción de los ojos y los labios. Llene la bañera con agua tibia, y agregue una copa de leche de coco. Antes de entrar en la bañadera puede hacerse una exfoliación mezclando crema corporal, azúcar morena y leche de coco. Aplique esta mezcla por todo el cuerpo y frote para eliminar las células muertas. Remueva el exfoliador con toallas calientes y, acostada en la bañera, coloque el pepino o las bolsas frías de manzanillas sobre los párpados cerrados. Tome un tiempo para relajarse, evitando que se le mojen el cuello o la cara. Asegúrese de que la mascarilla de clara de huevo se seque bien para lograr el efecto reafirmante en su piel. Después que salga de la bañera, se puede dar una ducha con agua tibia; use un shampú suave y aplique una mínima cantidad de acondicionador en las puntas. Termine su día de spa aplicando una crema corporal de una fragancia floral para mantener un aroma agradable durante el resto del día. Al final se sentirá relajada y rejuvenecida, y con la autoestima por los aires.

Pase por mi salón donde tenemos una variedad exclusiva de velas y difusores para crear el mismo ambiento de spa en su casa.

Cualquier pregunta, puede escribirme a: rak@rikrak.com o rikrak.com

Speak Up!