De moda: RaMona LaRue, el legado bohemio

 

Taller de costura y diseño en el Miami Design Distric

467f73_ec6854cca989780548f1d1f4da93e18f.jpg

IVONNE GÓMEZ | IGOMEZ@ELNUEVOHERALD.COM

Para Arianne Brown, cada uno de sus diseños nace de una historia de amor entre madre e hija. “Aún puedo ver a mi madre sumergiendo, tiñendo y torciendo sus bellas sedas, es así como crecí, riéndonos mientras que experimentábamos con los colores’’, recuerda Brown, quien nació y creció en Coconut Grove, y ahora tiene propio taller de costura y diseño en el Miami Design Distric.

En la primera planta de su negocio, se cortan y cosen las muestras de los diseños que luego envía a los talleres de producción. En la segunda, ella y sus asistentes de diseño y mercadeo, crean las colecciones que llevan el sello RaMona LaRue by Arianne, frente a carteleras en las que se exponen las muestras de las sedas estampadas, los colores y las líneas a seguir.

Así crearon las tres colecciones que acaba de lanzar al mercado: Otoño 2012, tribal y ecléctica, Hollidays 2012, bohemia y con un toque retro romántico, y Resort 2013 con inspiración náutica.

Cada tela usada en la colección es de inspiración propia; parte de una obra que Brown ha creado con acuarelas sobre una yarda de seda para que sirva como patrón de los estampados.

“Ella pinta su obra sobre la seda, que incluso lleva su firma, y yo me encargo de ponerla en el computador para luego sean trasferidas profesionalmente a los rollos de seda’’, explica del proceso Cintia Santos, asistente de diseño de estampados.

“Hay libélulas, flores tropicales, mariposas, cisnes, pescados e incluso detalles magnificados y logrados en color, como la textura de la piel de elefante’’, describe Brown de los temas sus obras, que tienen como inspiración su observación de la naturaleza, sus detalles y colores .

Brown recuerda que creció en una época que podría definirse como los “ Hippie Days”. De ahí, también la inspiración bohemia del estilo de su línea boho-chic, que incluye pantalones acampanados, t ops, faldas y vestidos hechos en sedas que son arte para vestir.

“Es una colección para las mujeres que celebran los colores de la vida, que son seguras y no necesitan seguir tendencias’’, indica la diseñadora .

De ascendencia francesa e india- americana, Brown ha hecho carrera en el modelaje, viajando por ciudades como Nueva York, Milán y Sevilla, donde vivió una década.

Un año después de perder a su madre, Ramona LaRue, a causa del cáncer, Brown, finalmente, cuenta que encontró la fortaleza para abrir uno de sus baúles, en donde encontró sus sedas pintadas, sus pinturas y sus brochas. Todo ese material, dice, la inspiró a pintar con el corazón.

Pintó mesas de backgammon y otras piezas que vendió como objetos de arte. Luego, transfirió su arte al diseño de ropa bajo el sello Ramona LaRue, que creó en el otoño del 2008 y bautizó con el nombre de madre.

Su sentido del diseño parte del su conocimiento de resaltar el cuerpo femenino de manera simple y sexy.

Las piezas de su colección se venden en tiendas como Henri Bendel, Nordstrom, Harvey Nichols, Fred Segal, Planet Blue, Kitson y Atrium, en precios entre los $95 y los $350.

Speak Up!