De compras: Nueva colección de Luli Fama

 

El toque festivo de ‘La Dolce Vita Miami’

See video

IVONNE GÓMEZ | IGOMEZ@ELNUEVOHERALD.COM

Vibrantes estampados florales, piedras y detalles dorados, así como cortes que realzan las curvas femeninas hacen parte de la colección La Dolce Vita Miami-Verano 2013, de Luli Fama, que toma del espíritu de una época en que la vida se vivía libre de preocupaciones y le añade el toque de fiesta latino.

“Los años 60 era una época en que se vivía la buena vida, La Dolce Vita , como en la película, y la gente estaba de fiesta y sin prevenciones’’, dice Lourdes “Luli” Hanimian, quien en conjunto con su cuñado, Augusto Hanimian, son los diseñadores del sello.

“La moda de antes vuelve y, sobre todo, Miami es el lugar donde se viene a vivir la Dolce Vita’’, resume de la inspiración.

La colección consta de más de 300 piezas para combinar y mezclar, entre las que se incluyen monokinis, bikinis, cover-ups, así como vestidos confeccionados en texturas livianas realzadas con el brillo de los adornos y las piedras.

Algunos bikinis, que llegan a la cintura, y los tops de medias copas devuelven la nostalgia de épocas pasadas, pero los modelos se ponen al tono del momento con la alegría del color. Las telas son diseñadas por ellos y se fabrican en Italia y España.

“Es un look entre lo sofisticado y lo festivo’’, describe la diseñadora, nacida en La Habana, Cuba, y criada en Miami desde los seis años de edad.

Su vida cerca a la playa la llevó a desarrollar un interés especial por los trajes de baño.

Luli se graduó en 1984 en negocios en el Miami Dade College y, en 1990, conoció a su cuñado cuando trabajaban para la tía de Augusto, una reconocida diseñadora de trajes de baño, nacida en Argentina. Allí adquirieron la experiencia y la práctica en el mercado.

“Allí, además, conocí al hermano de mi socio, con quien me casé’’, cuenta la diseñadora.

Por otra parte, Augusto había decidido cambiar su profesión como dueño de una farmacia por el diseño.

En 1993, Luli y su socio lanzaron su primera compañía de trajes de baño para jovencitas y, en el 2003, ampliaron su mercado con Luli Fama.

“Nos inspiran en una variedad de factores, incluida mi influencia cubana y los ritmos del Caribe, los colores de Miami Beach’’, dice Luli.

“Pero en cada detalle de la colección debemos estar de acuerdo, de lo contrario no se hace’’, aclara.

Luli Fama tiene sus diseños en Nordstrom, así como en boutiques especializadas en trajes de baño de todo el país, con precios que varían entre $150 y $180 el conjunto. Entre las seguidoras de la marca figuran Beyoncé Knowles, Jennifer Aniston, Kate Hudson y Shakira.

Speak Up!