Danza: El clasicismo ruso del Arts Ballet Theatre

 

Celebra su 15ta. temporada en su Gala de primavera

736-eRLj4.Sk_.84.jpeg

OLGA CONNOR

La técnica del ballet clásico ruso es la fuente para el estilo de Arts Ballet Theatre of Florida, que celebra su 15ta. temporada en su Gala de primavera.

Su fundador y director artístico Vladimir Issaev, original de Siberia, Rusia, estudió la técnica en la Escuela Coreográfica de Voronezh, e hizo su maestría en coreografía en el Instituto GITIS de Moscú. Pero él expresa que su inspiración emocional y espiritual está en Venezuela, adonde marchó en 1987 como Maestro de Ballet y répétiteur principal del Ballet Nacional de Caracas de Vicente Nebrada, en el teatro Teresa Carreño de esa ciudad.

Precisamente fue Nebrada quien lo inclinó hacia el estilo neoclásico, en el que ahora se expresa. “Seguimos en punta, haciendo piruetas, pero en estilo más libre”, confirma Issaev.

¿Se parecerá al estilo de George Balanchine? “No es igual, él encontró su estilo en Nueva York, que es clásico en la base, pero en forma muy libre, muy musical, y de coreografías muy difíciles”, comenta el director de ABTF.

Uno de los intereses de Issaev es rescatar obras antiguas de las que solamente se bailan algunas piezas. “Hice un rescate de Fairy Doll [con música de Josef Bayer] y variantes de Petrushka y de The Fire Bird [ambas de Igor Stravinsky]”, informa Issaev. “Ahora voy a estrenar una coreografía que terminé de montar: Polovtsian Dances de la ópera Príncipe Igor [de Alejandro Borodin], el 1ro. de octubre, en Nagoya, una gran ciudad en Japón, y el ballet Pentimento, con música de Sebastián Bach y coreografía de Vicente Nebreda, en la que estamos trabajando con Yanis Piquieris”.

La función de primavera de su compañía Arts Ballet Theater en Aventura y en el Broward Theater, este fin de semana, incluirá coreografías clásicas y otras de su propia creación. Entre las primeras se encuentran el clásico pas de deux de Llamas de París, con música de Boris Asafyev, originalmente coreografiado por Vasily Vainonen. También Aguas primaverales, con coreografía de Assaf Messerer y música de Sergei Rachmaninoff, descrito por Issaev como un pas de deux “que muestra atletismo y bravura, atravesando el escenario con una exuberancia gozosa”.

Y como cierre al final: Divertimentos del ballet ‘El corsario’, con el Pas d’esclave, el Pas de trois y el Adagio de la rosa (música de Ricardo Drigo y Adolf Adam y coreografía de Marius Petipa y Piotr Gusev). “Para estas piezas, nuevas técnicas de iluminación harán los efectos del jardín y de la cueva, bajo la dirección de Ruben Laine de la compañia Digital Media Designs”, afirma el director de ABTF, quien asegura que lo que más le gusta al público es el ballet con una historia.

Las propias coreografías de Issaev en esta función son El encuentro, con música de Tomaso Albinoni, premiada como la mejor coreografía en la Dance Under the Stars Choreography Competition en Palm Desert, California; la Suite de valses, de Teresa Carreño, compositora venezolana del siglo XIX, en la que “seis mujeres representan en el escenario un humor diferente: la dulzura, la pasión, la ira, el amor, la soledad, la alegría, con acompañamiento en vivo de la pianista cubana Aly Tejas”. La tercera pieza será Glinka Suite Fantastique, con música del compositor ruso Mikhail Glinka.

Speak Up!