Cruceros de tres o cuatro días desde Miami

 

A la hora de comer, en el Norwegian Sky hay para elegir y todos sus restaurantes ofrecen Freestyle Cruising.

El Norwegian Sky de Norwegian Cruise Line. Foto: Gustavo Arencibia.
El Norwegian Sky de Norwegian Cruise Line. Foto: Gustavo Arencibia.
 

Por Cristina Juri Arencibia

La más reciente adición al mercado de cruceros de 3 y 4 días del sur de la Florida, el Norwegian Sky de Norwegian Cruise Line, es la muestra ideal para iniciarse en esa grata experiencia vacacional. Desde el pasado 14 de julio, el Norwegian Sky navega desde Miami a las islas Bahamas.

Luego de extensas renovaciones, la nave cuenta ahora con una iniciativa que NCL aplicó a toda su flota --Freestyle 2.0-- y que incluye las mejoras instituidas para realzar más aún la experiencia de los pasajeros, desde las comidas y bebidas, hasta las cabinas con camas de cómodos colchones, y nueva ropa de cama de buena calidad.

Nuestro proceso de embarque fue rápido, eficiente y acertado, con la entrega de la hoja de actividades del día y el establecimiento de crédito, realizado antes de embarcar, al presentar los documentos de viaje.

Anteriormente, el Sky navegaba las aguas hawaianas bajo el nombre Pride of Aloha; los remanentes de aquella época que aún se ven por la nave, aunados con una profusión de cálidas maderas, lejos de interferir, aportan un tono colorido al ambiente acogedor que es la constante en este barco.

LAS HORAS GASTRONOMICAS

A la hora de comer, en el Norwegian Sky hay para elegir y todos sus restaurantes ofrecen Freestyle Cruising. Este ''Estilo de Crucero Libre'' le permite comer a la hora que usted desee, con quien usted quiera y vestirse cómodamente, sin noches de etiqueta, siempre y cuando el atuendo sea apropiado, nada de shorts ni ropa playera en los restaurantes formales, el Crossings y el Palace, por ejemplo. En ambos disfrutará de una experiencia gastronómica tradicional, con buenas vistas del mar, y por supuesto, con servicio de camarero. Pero aquí no terminan sus opciones: hay tres restaurantes más en los cuales, por una tarifa adicional mínima, puede disfrutar de diferentes culinarias internacionales: Il Adagio ($10 por persona), con menú italiano contemporáneo y las siempre buscadas pizzas, en especial por los niños. Y hablando de pequeñines, se encantan con los ricos helados. Para buena comida francesa, tanto clásica como moderna, Le Bistro ($15 p.p), de ambiente íntimo, cálido y buenas vistas marítimas. Oh, la, la, como dirían en Francia --la ensalada frissée con nueces acarameladas es deliciosa. Y para quienes les gustan, los escargots (caracoles) son muy sabrosos. En la decimosegunda cubierta encontrará Cagney's ($20 p.p.), nuestro favorito, donde los carnívoros pueden degustar muy buena carne de res, atún asado y otras carnes blancas y rojas. Las patas de cangrejo de Alaska estaban muy ricas, lo mismo la langosta, uno de los platos más buscados en un crucero. Si lo suyo es estar al aire libre, puede sentarse afuera a cualquier hora, desde el desayuno a la cena; es un lugar precioso con muy buen servicio el cual, en términos generales, fue una constante en este barco.

El Garden Café/The Great Outdoors, ubicado en la popa de la cubierta 11, es un restaurante informal, estilo bufet, con comida fresca preparada a la orden: mariscos, sopas, pastas, frutas, platos étnicos, hamburguesas y postres, esperan su visita. Esta es su otra opción para comer disfrutando de la brisita marina y el azul profundo del mar. El espacio es sumamente amplio con numerosas mesas y sillas, contrario a lo que otras naves de similar tamaño ofrecen. Durante nuestro crucero, más de una docena de gaviotas sobrevolaban y se posaban casi en formación sobre la baranda alrededor, un espectáculo lindísimo.

El servicio de comidas a la habitación es la opción salvadora si usted no tiene ganas de salir o prefiere desayunar en ropón. Y si su cabina es con terraza, sentarse a ver amanecer mientras desayuna, es como una inyección de vitalidad. Además del desayuno a su gusto, puede solicitar otros platos como sopas, ensaladas, sándwiches, pizzas, y comidas para los más pequeños. Una mañana decidimos que preferíamos desayunar allí, pero se nos olvidó enviar el pedido la noche anterior. Telefoneamos, y a pesar del intenso movimiento de esa hora, el desayuno llegó en exactamente 18 minutos, otro acierto.

ENTRETENIMIENTO PARA

GRANDES Y CHICOS

NCL tiene una trayectoria de buena calidad en sus espectáculos. Tanto los shows en el teatro Stardust como los espectáculos nocturnos al aire libre, algo que NCL sabe bien cómo hacer, fueron muy agradables. On Broadway, llevó a los asistentes en un recorrido nostálgico, con temas como Mamma Mia y Hairspray. Una noche la cubierta superior se colmó de pasajeros disfrutando del Carnaval ¡y qué carnaval! Los músicos y los bailarines colorearon el ambiente, primero con música brasileña y luego con ritmos tropicales, y quienes no llenaban la pista bailando samba y salsa ¡movían los pies desde sus asientos!

Los niños tienen diversiones a granel en el Kid's Korner, con áreas para artesanías, cine y computadoras. Y por si fuera poco, tienen también una piscina con una cascadita, para chapotear. The Zone es el sitio de reunión para que los adolescentes tengan su mundo aparte, tal y como les gusta, con juegos de vídeo, y una máquina de discos, entre otros. De noche se transforma en una discoteca donde pueden bailar y tomar tragos sin alcohol.

LO MEJOR DE LOS DESTINOS

En Freeport nuestro objetivo era la playa pues el calor era intenso y el mar estaba deliciosamente agradable y transparente. También puede tomar un tour, recorrer las zonas residenciales, los mercados de artesanías y si todavía tiene apetito, puede aprovechar para probar las deliciosas frituras de caracol. Al día siguiente, anclamos en Nassau, la capital de Las Bahamas y la mayor ciudad en la isla de Nueva Providencia. Visite sus históricas construcciones; The Queen Staircase, una escalera con 66 escalones tallados en la roca, y una cascada lateral; sus estrechas calles con jardines llenos de flores; los mercados artesanales de artículos de paja, o simplemente vaya de compras libres de impuestos, es un buen sitio para ello. De Nassau cruce a Paradise Island para visitar el mayor atractivo del área: el fabuloso complejo turístico Atlantis, un despliegue de hotelería y atractivos naturales realzados por la mano del hombre para crear aventuras acuáticas, encuentros con delfines, y toboganes de agua que descienden por una pirámide maya, entre otros. El acuario se cuenta entre los mejores del mundo por los miles de variados peces que incluye y por lo instructivo que resulta. Otro de los grandes atractivos es la historia de Atlantis, el famoso continente sumergido y nunca hallado. Las opciones culinarias incluyen más de 2 docenas de restaurantes, de manera que seguro encontrará uno de su agrado. Para que se haga una idea de su tamaño, este complejo turístico considerado uno de los mejores en el mundo, cuenta con 9,000 empleados.

Great Stirrup Cay, por su parte, es la isla privada de NCL y un pequeño paraíso con una playa de aguas cristalinas, fabulosa y segura pues está protegida por una barrera de arrecifes; hamacas para descansar a la sombra de las palmeras, y reposeras por todas partes. Es un día para disfrutar de la brisa marina, de los deportes acuáticos, y de la comida y bebida que traen desde el barco. Allí pasamos un día fabuloso para cerrar este crucero.

Otras instalaciones: 8 bares y salones para disfrutar de un trago y bailar al son de buena música en vivo; el Coffee Bar, para tomar café o té con pastelería surtida; un Spa que ofrece tratamientos exóticos para embellecerse y distenderse; un gimnasio para quemar las calorías extras consumidas a bordo; 2 piscinas y 4 jacuzzis; un sendero para caminar; un Internet Café con 12 computadoras; y la biblioteca Mark Twain, donde puede leer disfrutando de vistas del mar.

Con 77,104 toneladas de peso y 12 cubiertas, el Sky tiene capacidad para 2,002 pasajeros, basado en ocupación doble.

Itinerarios: zarpando los lunes, en cruceros de 4 días, a la isla de Gran Bahama, Nassau y Great Stirrup Cay, la isla privada de NCL. Los viernes zarpan por 3 días, anclando todo el día en Nassau y Great Stirrup Cay, regresando en la mañana del lunes.

Información y reservaciones: comuníquese con su agente de viajes, en Estados Unidos y Canadá llamando al (866) 234-0292 o visite el sitio en Internet www.ncl.com.

Speak Up!