Club Nikki

 

El famoso y divertido Nikki Beach, único en su clase, tiene un club que promete ponerse al tope de las ofertas de la zona.

Club Nikki
¡Chicas... a posar en Club Nikki! Foto: Joshua Prezant
 

Por Sandra Palacios

Ocean Drive, en South Beach ha sido tradicionalmente un hot spot donde el turismo, el glamour, la belleza, la gastronomía, el sol, la moda y la rumba se reúnen para darle a sus calles y su playa un color especial. Parte de esa tradición la conforma la familia de clubes y restaurantes, hoteles y resorts. Ahora, el famoso y divertido Nikki Beach, único en su clase, abrió un club que promete ponerse al tope de las ofertas de la zona. El nuevo Club Nikki.

Templo dedicado exclusivamente a recibir a los mejores DJ del mundo, este local --ex Club Pearl-- trae un concepto estilo europeo, de raíces especialmente francesas, para los amantes de la música electrónica, con un aire nuevo en el movimiento del beat y la tornamesa de Miami, ahora bajo techo.

Con casi 15 localidades alrededor del mundo, entre ellas St. Tropez, St. Barth, Marbella, Puerto Vallarta, Hollywood, Sardinia y Nueva York, Nikki Beach se ha convertido en una leyenda viviente para los consagrados rumberos: aunque en Club Nikki el traje de baño se deja en casa, la elegancia de sus instalaciones, de paredes y muebles blancos, es el mejor escenario para acoger el glamour y la fantasía de South Beach en noches de buena música hasta el amanecer.

''Siempre hemos buscado extraer lo mejor de los clubes y ultra lounges europeos; para este nuevo proyecto hemos trabajado con los mejores diseñadores de espacios de vida nocturna, para crear una experiencia internacional de gran calidad'', comenta Mike Penrod, propietario de Nikki Beach. Un Champán Bar, un Show Bar y otro más tradicional se distribuyen estratégicamente en el local, para que nadie se quede sin probar los cocteles, vinos y shots de la casa, siendo el Fresh Sugarcane Mojito uno de los más populares.

Su decoración cuenta con grandes fotografías de moda, en blanco y negro, que proyectan imágenes de enigmáticas mujeres al mejor estilo Moulin Rouge, con ligueros, encajes y pieles, que coquetas dan la bienvenida a los visitantes desde el hall de la entrada.

La noche del viernes vuelve a las bases del house, en una fiesta dedicada a las tendencias de finales de los años 90. ''Back to fundamentals es la movida con la que queremos volver a las raíces del house y lo urbano, con una intensa perspectiva francesa, y presentando en vivo a distintos DJ como Dimitri, Martin Solveig, Laurent Garnier, Gregory, Frank Roger o Rocco'', asegura Marc Sacheli, promotor de la fiesta.

''Es una mezcla muy europea de arte y música'', agrega Sacheli mientras una bailarina ataviada de mallas y cuero se mueve al ritmo del DJ, sobre la barra del Show Bar. Esta noche es Claude Monnet, no precisamente el pintor impresionista, pero sí un artista en la consola, uno de los favoritos de las noches de St. Tropez en clubes como LeBal & Pigeonnier, Queen, o Bains Douches.

Mientras tanto, un VJ y una light jockey le agregan a la atmósfera un concepto visual que apoya el french touché de las noches del club; la esbelta silueta de una mujer bailando en medio de trazos y colores al estilo pop art, se proyecta en las pantallas ubicadas a lado y lado del DJ de turno: con la última tecnología en entretenimiento, y un Phoenix sound and light system, el local se prepara con toda su artillería para recibir a los amantes de la vida nocturna.

''La idea de traer este concepto europeo a las noches de Miami es brindarle a los asistentes una experiencia diferente, donde, desde las bartenders con sus atuendos sexys, pasando por la decoración y la energía, hasta la mejor música, están involucradas'', concluye Sacheli.

Speak Up!