Click

 

El abrir y cerrar de la puerta deja escapar, por intervalos, música y algarabía que despiertan ese tipo de curiosidad que mata por ver lo que adentro está aconteciendo.

Click
Foto: Cintia Saul.
 

Sergio León

Hay un lugar en la Washington Avenue que al llegar la noche del domingo se transforma. En su umbral, detrás de las cuerdas de terciopelo que delimitan la entrada, aparece un extravagante portero punk rock como los que se ven vagando por las calles de Londres. El abrir y cerrar de la puerta deja escapar, por intervalos, música y algarabía que despiertan ese tipo de curiosidad que mata por ver lo que adentro está aconteciendo. Es la noche de Click, que funciona totalmente a la inversa del conjuro de Cenicienta; al sonar las 12 campanadas, aunque parezca imposible creerlo debido a la hora y el día, el sitio se repleta de Adonis, Narcisos y Davids que bailan con sus bellas amigas o entre sí, brincan, posan y se desplazan por los pasillos como top models de pasarelas.

A la una de la mañana, inesperadamente, se interrumpe la mezcla saturada de sonido. La música cambia. ¡Luces... cámaras... acción! E irrumpe la actuación de Danilo con el personaje caricaturesco de Adora, cada domingo transformado en alguien nuevo, con un tema diferente, que por los minutos que dura el show con pelucas gigantescas de brillantes colores, lentejuelas, canutillos, vinil y una interpretación siempre convincente transporta a todos alucinados, lo mismo al Xanadu ochentón de Olivia Newton-John que a cualquier escenario de un cabaret en los años de oro de La Habana, París o Nueva York. La revista continúa con las presentaciones de otras divas nocturnales, como China Girl, Elaine Lancaster, Misty Eyez y Power Infiniti que colman el escenario con suntuosos trajes, tacones lejanos y canciones descorazonadas. Algunos interpretan a artistas famosas de la actualidad, con look y todo incluido; otros se convierten en reconocidas estrellas del pasado.

'Mis amigos de España que están acá querían ir `de marcha' a un sitio que tuviera algo especial, diferente. Sin duda alguna lo encontramos'', comenta Tony Pérez. ''Realmente me dio mucho placer saber que además de buena música y buen ambiente se mantiene el espacio para estas presentaciones divertidas que rompen con la rutina de la noche. Mucha gente de todas partes viene a South Beach en busca de estos shows que hicieron a la playa famosa'', agrega mientras liba el coctel Click de la semana que la casa prepara con Snow Queen Vodka.

En lo que a música se refiere, el plato fuerte de Click es el house contagioso y rítmico que sale de las consolas de los DJ Roxx, Paulo, Kidd Madonny y Power. Cuando hay eventos especiales, como la fiesta de Ed Hardy, la de Richie Rich o para los días de fiestas nacionales, se invita a los famosos Junior Vásquez, Danny Tenaglia, Conie Caserole, Tracy Young, y por supuesto el club se abarrota. En cuanto a decoración, las luces que pestañean como los flashes de un paparazzi o las cámaras de un set de filmación se encargan de resaltar u ocultar los rostros y movimientos de los presentes en todas sus facetas. Los vips y los que reservan mesas disfrutan del privilegio de sentarse muy cerca del escenario. El patio y la barra al aire libre es el refugio para desconectar, si de repente se siente saturado o busca propiciar una conversación apartada del jolgorio. Cierto que el ambiente es predominantemente gay, pero también se ve a los desprejuiciados, con otros gustos y preferencias, disfrutando. Por eso no es extraño que celebridades como Mickey Rourke, Richie Rich, las hermanas Kardashians, Erika Cosby, Lady Bunny, Tom Stephan y muchas otras vengan a admirar estas libertades y a disfrutar del colorido banquete visual y sonoro.

''Organizar una noche con estas características es muy placentero. Queremos revivir la fiesta de aquellos primeros años en SoBe, que se caracterizaban por reunir a los que gustaban de lucir la moda y disfrutar de la noche a sus anchas. Lo difícil es mantenerla siempre divertida y fresca, por eso decidimos agregarle otra noche al programa de los viernes, que sea a base de hip-hop, R&B, pop y Reggaeton'', señala Omar González, quien promueve y coordina la fiesta junto a OAG Productions y Dustin Reffca.

''Con esta nueva fiesta que comenzó el viernes 25 de julio les ofrecemos otra opción a los que prefieren estos géneros musicales en manos de quienes lo saben hacer bien: el DJ Tpro Mix adentro y Lannier en el patio. Se llama Uncut y tiene un sabor latino diferente al que ya existe en otros clubes gays de La Playa'', abunda Milancita, su anfitriona.

Una vez extintas las luces naturales del día --señal que manda a la cama a los que madrugan-- el click, click de las lámparas de la avenida trae a la mente este lugar con el mismo nombre, donde las expectativas de lo que deparará la noche crecen de domingo en domingo bailando y ligando, con tacones o sin ellos.

Speak Up!