Cine: White Elephant

 

En el barrio de Villa Virgen

See video

RENÉ JORDÁN

Elefante blanco es el desdeñoso epíteto que emplean en Buenos Aires para describir el enorme y prohibitivamente costoso hospital que construyeron hace 60 años los regímenes transitorios. Nunca terminado, se convirtió en foco de atención para los desamparados que levantaron a su alrededor el barrio de Villa Virgen, de nada virginal reputación.

Julián (Ricardo Darín) y Nicolás (Jérémie Renier), dos sacerdotes militantes, intentan conseguirle reconocimiento oficial y municipal al caserío, frecuentemente invadido por la policía como refugio de drogadictos y sus suministradores. Julián cuenta con la valiosa ayuda de la trabajadora social Luciana (Martina Gusmán), que tienta al Padre Nicolás, decepcionado de su fe cuando fuerzas paramilitares frustran su proyecto de mejoramiento social con masacre en la selva peruana.

La máxima oposición a Julián parte de Monito (Federico Barga), que ha caído bajo la nefanda influencia de Sandoval (Pablo Gatti). El Padre Julián colectaba datos de posibles milagros de Carlos Múgica, asesinado en 1974 y posible candidato a Santidad en el Vaticano. Pero es Julián quien ofrenda su propia vida en el sacrosanto altar de Villa Virgen.

El director Pablo Trapero precipita la cámara dentro de la muchedumbre como si fuera uno más en el despiadado mundo. White Elephant, un filme brillante pero cruel y oscuro como el pecado sin perdón.

Speak Up!