Cine: Starbuck

 

Deliciosa y original

See video

PILAR AYUSO

El premiado filme canadiense Starbuck tenía todo el chance de salir airoso con su deliciosa historia, que lleva remake estadounidense. Su director, Kent Scott, llevó a buen puerto un guión escrito junto a Martin Petit, que se luce por su original argumento y sus ingeniosos diálogos. La guindilla se la puso Patrick Huard, el actor protagonista de esta comedia que batió las taquillas de Quebec.

David Wosniak (Huard) trabaja en la carnicería familiar y es el encargado de repartir la carne, cuando no llega tarde y le tiran de las orejas. Las cosas van mal en casa, donde se le cuelan los acreedores, exigiendo con muy malos modales la alta suma que el charcutero les debe. En lo sentimental no le va mejor. Su novia policía (Julie LeBreton) está embarazada y prefiere continuar sola el proyecto antes de involucrar en él a un futuro padre bueno para nada. Pero hay algo que David sí sabe hacer muy bien: los hijos. No en balde ha procreado 533 y más de 100 reclaman conocerlo.

Con el seudónimo de Starbuck, 20 años atrás, David se ganaba la vida como habitual donante en los bancos de esperma. Tan buena calidad tenían sus fluidos que él y la clínica hicieron un negociazo, pero ahora hay 142 jóvenes adoptados reclamando a su progenitor biológico. El batallón de hermanos participa en clubes y organiza reuniones para hablar de un solo tema: Starbuck.

Contraviniendo el consejo de un amigo (Antoine Bertrand), padre de varios niños y aprendiz de abogado, quien le asiste con una demanda por su derecho al anonimato y a una compensación monetaria por daños psicológicos, David-Starbuck se acerca a sus hijos probeta: una estrella de fútbol, un gótico vegetariano, un transexual, una yonqui, un discapacitado y un actor. Sin revelar su identidad, su instinto paternal lo lleva a brindarles ayuda. Pero uno de ellos ya lo ha descubierto.

La trama, tal vez excedida en canciones que a veces empalagan, se complica cuando el desconocido a quien todos, incluida la novia, llaman “el masturbador”, se hace famoso. Pero… “¿quién es ese Starbuck?”, es el titular en la primera plana de los periódicos.

Es un filme lleno de gracia y frescura, que lanza irónica mirada al tema de la paternidad. La sonrisa no se le irá del rostro al espectador, aunque ellos, los personajes, se toman el asunto muy en serio.

Speak Up!