Cine: Snow White and the Huntsman

 

Kristen Stewart es una guerrera

See video

GABRIEL DE LERMA | EL NUEVO HERALD

Su fama se ha multiplicado hasta el infinito por haber formado parte de uno de los fenómenos más exitosos de la historia del cine, lo cual ha dejado a Kristen Stewart en la insólita posición de ser una de las actrices más poderosas de la industria aunque acaba de cumplir los 22 años. Y ahora que el rodaje de la saga de Twilight ha concluido y su última parte llegará a los cines en noviembre, la actriz ha puesto todas sus energías en demostrar que es mucho más que Bella Swan (o Bella Cullen), algo que curiosamente ya había quedado en claro en la larga carrera que inició cuando era una niña.

Stewart muestra una faceta muy distinta en Snow White and the Huntsman, el debut en el largometraje del maestro de los comerciales Rupert Sanders, en el que encarna a una Blancanieves mucho más parecida a Juana de Arco que a la protagonista del filme animado de Walt Disney. “La similitud fue algo completamente deliberado”, admite. “Al igual que Juana, esta Blancanieves ve una luz al final del camino que los demás no ven. Aquí no tiene ninguna connotación religiosa, simplemente representa una etapa de la vida en la que uno tiene sentimientos muy fuertes generados por determinadas convicciones y hasta que no logras demostrar que estabas en lo cierto, todos a tu alrededor creen que eres un caso perdido. Pero cuando los demás se dan cuenta de que tenías razón, la sensación es simplemente maravillosa”.

Tan interesada en el cine independiente como en las grandes superproducciones, la estrella juvenil recientemente estuvo presente en Cannes para acompañar la première de On the Road, la adaptación de la legendaria novela de Jack Kerouac que ha dirigido el brasileño Walter Salles. “A mí no me interesa el presupuesto que pueda tener un proyecto”, explica. “Me gusta hacer películas independientes porque las personas con las que uno trabaja se convierten en una familia por un rato, y me gusta esa sensación. Pero al mismo tiempo, a veces ocurre exactamente lo mismo a una escala mayor, como me pasó precisamente con la película de Snow White”.

Speak Up!