Cine: Santa Paws 2: the Santa Pups

 

George Newbern trae cachorros para Navidad

See video

GABRIEL DE LERMA | gabriel@gabrieldelerma.com

Si bien su primera dosis de éxito fue en 1997 cuando acompañó a una aun desconocida Elisabeth Shue en el filme con el que Chris Columbus debutó como director de cine, Adventures in Babysitting, el rostro de George Newbern nos resulta inequívocamente familiar porque cuatro años después fue el elegido para encarnar al prometido de Kimberley Williams en la exitosa comedia Father of the Bride, en la que tuvo que vérselas de igual a igual con Steve Martin y Diane Keaton.

Lógicamente, cuando cuatro años después Disney decidió reunir al mismo equipo para una segunda parte, Newbern también fue de la partida. Ha pasado mucho tiempo desde entonces y si bien nunca volvió a participar de proyectos de la misma envergadura, tampoco es que le ha faltado trabajo.

Con suficiente edad como para protagonizar él un remake de aquella película tan exitosa, Newbern ha vuelto a trabajar con el mismo estudio, aunque en un filme que solo puede verse en DVD. Se trata de Santa Paws 2: the Santa Pups, la décima entrega en la franquicia iniciada en 1997 con otro filme muy exitoso, Air Bud.

“Yo vi esa primera película y nunca supe que se habían seguido haciendo. Las demás películas han sido lanzadas directamente en DVD, por lo que supongo que deben tener su audiencia, si no, no habrían hecho tantas secuelas”, comenta Newbern en entrevista exclusiva.

Según el actor de 48 años volver a trabajar con Disney ha sido una gran oportunidad, sobre todo porque sus circunstancias personales han cambiado notablemente. “Esta es la película perfecta para volver a trabajar con ellos, porque ahora tengo tres niños, así que por una vez me he podido dar el gusto de que mis hijos puedan ver el filme en el que trabajo. Además, era una película muy atractiva porque está ambientada en la Navidad, y no hay que olvidarse que tiene cachorritos parlanchines”, dice quien actualmente suele aparecer en la serie Scandal encarnando a un asesino llamado Charlie.

Newbern admite que no tuvo demasiada oportunidad de trabajar con los cachorros, “aunque estaban por todos lados. Una de las cosas que aprendí en este filme es que es muy difícil armar una historia con ellos, porque son tan pequeñitos que no pueden seguir las instrucciones de los entrenadores. Además, se cansan enseguida. Cada vez que hubo que hacer una escena con ellos llevaba mucho tiempo. Eso de que trabajar con niños y con animales es muy complicado es absolutamente cierto. Yo lo puedo afirmar porque a lo largo de mi carrera he trabajado con muchos niños y muchos animales”, informa jocoso.

El actor confiesa que después de Father of the Bride le resultó complicado conseguir papeles que fueran diferentes al que lo popularizó. “Me tenían bastante encasillado, pero con el paso del tiempo fui logrando romper con esa imagen. En los últimos ocho años me he dedicado a interpretar villanos. Por lo general, o me dan papeles de hombres muy amables y simpáticos o me eligen para ser el malo de la película”, dice.

Aunque haya tenido que lidiar con el peso de haber trabajado en una película muy famosa, Newbern sigue llevando aquel filme estrenado en 1991 muy cerca de su corazón. “Me sorprende que 20 años después la gente la sigue mirando como si hubiera llegado a los cines ayer. Cada vez que voy al aeropuerto hay alguien que se me acerca para decirme que su hija se está casando, y cuánto se identifica con lo que vive el personaje de Steve Martin en el filme. Es sorprendente lo bien que resiste el paso del tiempo. Y si eso ocurre, es porque la gente puede identificarse con la historia en cualquier lugar del mundo y está muy bien realizada. Las actuaciones son muy buenas, el guión es estupendo y está muy bien dirigida. Curiosamente, en Santa Paws 2 también se dan algunos de los mismos ingredientes, porque su temática navideña la vuelve universal. Son películas que no sufren el paso del tiempo”, sostiene.

Si bien nunca se ha puesto el famoso traje, Newbern también le ha prestado su voz a Clark Kent, y a su alter ego, Superman, en la serie animada Justice League y en The Batman, además de numerosas películas realizadas especialmente para televisión.

“Es muy curioso porque la gente me escucha hablar y me reconoce. Es algo que verdaderamente me sorprende”, comparte.

Speak Up!