Cine: Safe Haven

 

Apuesta por el romance

See video

CONNIE OGLE

La nueva película de Lasse Hallström cumple exactamente con lo que debe lograr una adaptación: convierte en ganancias las deficiencias del material original. Safe Haven, basada en la exitosa novela de Nicholas Sparks, es una película romántica de suspenso bien hecha y eso hace la diferencia.

El argumento presenta la trayectoria de una joven mujer desesperada (Julianne Hough) a quien vemos por primera vez saliendo a toda prisa de una casa en la que ha sucedido algo violento. Luego, elude en la estación a un enojado policía de Boston y escapa en un autobús hacia el sur. Eventualmente, ella baja para ir al baño en el hermoso pueblo de Southport en Carolina del Norte –donde se grabó la película– e impulsivamente decide quedarse.

Ella consigue fácilmente trabajo y casa para alquilar; la película roza estos asuntos de forma rápida, lo que es ideal para el ritmo pero plantea la pregunta de dónde saca tanto dinero en efectivo mientras huye aterrorizada. Se presenta a su nuevo vecino (Cobie Smulders) como Katie, aunque ese no es su nombre. También conoce a Alex, quien es el atractivo dueño de una tienda (Josh Duhamel, por quien, definitivamente, vale la pena bajarse del autobús), quien tiene dos hijos pequeños. Él es viudo, su esposa murió de cáncer, como sucede siempre en las novelas de Sparks. Katie desea mantener distancia pero, realmente, ¿quién puede?

El noviazgo entre la pareja constituye la mayor parte de Safe Haven. Con el florecimiento de su romance se intercalan escenas que se enfocan en el policía (David Lyons), quien parece estar cada vez más enfurecido. El balance entre ambas tramas es crucial y Hallström ( Salmon Fishing in the Yemen) reorganiza un poco la cronología del libro haciendo que la película marche en la dirección correcta. La historia de amor utiliza elementos naturales para revelar el desarrollo de la relación; las escenas están bañadas en un sol somnoliento o ahogadas en una feroz tormenta, mostrando los cambios de estado de ánimo de los personajes. Aparecen recuerdos cortos en intervalos perfectos, los suficiente para mantener a la audiencia interesada. Safe Haven es una película de encuentros más que de suspenso, así que si busca acción intensa, este no es el lugar.

Hallström dirigió Dear John, que también se basó en una novela de Sparks, y ha adaptado novelas anteriormente, como The Shipping News y The Cider House Rules. Las novelas en las que se basaron dichas películas, escritas por Annie Proulx y John Irving respectivamente, eran mucho más complejas que Safe Haven. Aquí, la simplicidad funciona a favor de Hallström, no hay nada que tenga que dejarse afuera por conveniencia, ni hay razón para extender la película más allá de las dos horas. El resultado es una apuesta segura para quien esté anhelando romance.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.