Cine: Prisoners, viejo misterio bien contado

 

Hugh Jackman, Terrence Howard y Jake Gyllenhaal se lucen en este filme de crimen y misterio.

Prisoners.png

Por Pilar Ayuso l pilayuso@yahoo.com

Nada hay nuevo bajo el sol en historias de ficción y Denis Villeneuve (director del nominado al Oscar Incendies) ahonda en un subgénero de suspense criminal que se ha contado en el cine con infinidad de variantes argumentales. El esquema dramático es conocido: un apartado pueblito de casitas de clase media, noche de Halloween o Acción de Gracias, asesinatos o desapariciones misteriosas, el bosque que rodea la vecindad, la lluvia o nieve inclementes, los áticos oscuros y lóbregos, el perturbado mental del pueblo, el perspicaz detective, son estereotipos que se repiten en muchos thrillers de crimen y misterio. Pero Prisoners tiene algo muy especial que lo distingue: es excelente.

Hay buenos motivos para halagar el filme del canadiense Villeneuve, en el que señorea la gran calidad de sus interpretaciones. Hugh Jackman es Keller Dover y Terrence Howard es Franklin, amigos, vecinos y padres de familias cuyas respectivas hijas han desparecido una noche de Thanksgiving sin dejar rastro. Jake Gyllenhaal es el detective a cargo, mientras Paul Dano es el enajenado Alex. Las madres de las niñas son las buenas actrices Viola Davis y Maria Bello.

El filme, con guión de Aaron Guzikowski, se interna por caminos que tornan más compleja la narración, llevando a cuestionamientos éticos sobre el bien y el mal en temas como la desconfianza de un padre hacia la eficacia de la investigación policial cuando cada día, hora o minuto perdidos reduce la débil línea entre la vida y la muerte de la víctima, o la responsabilidad moral de asumir la justicia por cuenta propia.

Muy acertado es el sobrecogedor suspense que mantiene el filme a lo largo de su dilatado argumento. Cada escena, diálogo y ambiente creados por Guzikowski son piezas que encajan eficazmente en el cuidado tejido dramático. Con ritmo pausado pero crecientemente abrumador, el filme no da tregua ni respiro para distraernos de esa otra vida que está ocurriendo frente a nosotros. Todo lo cual es destreza de quien sabe contar historias en el cine, viejas historias que el talento hace únicas. 

www.elnuevoherald.com 

 

 

Speak Up!