Cine: Paranorman

 

Paranorman, demasiado lóbrego para niños

See video

RENÉ JORDÁN | CRÍTICO DE CINE

En el pueblito de Blithe Hollow, Massachusetts, ahorcaron a una bruja hace 300 años, pero la fecha se celebra con festejos de atracción turística. La ocasión es motivo anual de preocupación para Norman, un niño de nueve años. Norman (con la voz de Kodi Smit-McPhee) habla a diario con su abuela muerta (Elaine Stritch) y además tiene la facultad de ver los fantasmas de perros, gatos y pájaros.

Norman teme que un día de estos haya invasión en el pueblo de espectros y zombies, invocados por la bruja (Anna Kendrick), que nadie sabe dónde está enterrada. Chris Butler y Sam Fell, en los estudios Laika de Oregón, realizaron este filme en el delicado procedimiento de stop motion y logran maravillosas escenas en 3D.

Pero aquel niño que se comunicaba con los muertos en The Sixth Sense ahora domina todo el filme en la presencia de Norman. Demasiado lóbrego para asustar a niños pequeños y demasiado poéticamente pretencioso para sostener la tensión de los adultos durante 93 minutos. Muchos lo declaran una obra de arte, pero en realidad se sitúa entre los escalofríos y los bostezos.

Speak Up!