Cine: The Master

 

Actores en contienda por el Oscar

See video

RENÉ JORDÁN | CRÍTICO DE CINE

Freddie Quell (Joaquin Phoenix), marinero veterano de guerra, medio loco y alcohólico total, se cuela de polizón en el suntuoso yate de Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), supremo gurú de una religión de prehistórico freudianismo, muy parecida a Scientology.

El magisterial Dodd encuentra en el impresionable Freddie una combinación de fervoroso discípulo y pendenciero guardaespaldas. Los une extraña relación entre paternal y erótica que los adictos al culto no comprenden y que Peggy (Amy Adams), la esposa de Dodd, secretamente desaprueba.

The Master tuvo fama de radical ataque a Scientology, pero se concentra ante todo en desenmascarar la patraña que Quell y Dodd presentan ante el mundo: un agnóstico se ha inventado un semidiós para su desquiciada mente y el elegido se aprovecha de la devoción mientras le conviene a ambos no romper el nudo

gordiano.

El director Paul Thomas Anderson ha escrito un tema muy de acuerdo con su irrealismo estético y lo eleva al colmo con fotografía monumental en 70 mm. y truculenta música de Benny Goodman, que convierte a On A Slow Boat to China en lamento elegiaco. No se puede negar que el filme posee garra y tampoco que destila creciente inquietud y desasosiego.

Anderson obviamente disfruta evocar malevolencia entre sus dos actores. A veces tal parece que Phoenix y Seymour Hoffman se discuten escenas con animosidad casi personal. Dodd subraya la insidia del posible charlatán y Quell intensifica sus muecas de probable demencia provocando deseos de apartar la vista de los agresivos close-ups. Anderson ha inculcado actuaciones de doble virtuosismo, en imposible contienda por un Oscar despedazado.

Los críticos han aceptado el reto. A.O. Scott, de The New York Times, vio una joya imperecedera. Rex Reed de The Observer vio una exageración abominable. Dejan la incómoda posición de quedarse en la cerca. Por nada del mundo me hubiera perdido The Master. Por nada del mundo volvería a verla.

Speak Up!