Cine: Magic Mike

 

Channing Tatum, experto en mujeres

See video

GABRIEL DE LERMA | ESPECIAL/ EL NUEVO HERALD

Se escucha feliz y no es para menos. Channing Tatum está de nuevo en Miami, la ciudad en la que fue descubierto por un agente cuando apenas ganaba para vivir, pero ahora ha regresado como el hijo prodigo, aunque él no se sienta muy cómodo con esa definición.

“Me gustaría tomármelo de esa manera porque después de todo he venido para promocionar una película sobre strippers”, afirma en entrevista exclusiva.

Con su característico buen humor, enseguida completa: “De todos modos esto es verdaderamente asombroso. Ha sido como pasar de mendigo a millonario. Es que yo en aquellos tiempos vivía con un amigo porque no tenía otra opción y el poder estar de vuelta después de haber logrado algo en mi vida es verdaderamente satisfactorio”.

El orgullo tiene que ver, entre otras cosas, porque el director de la película que ha venido a promocionar no es otro que Steven Soderbergh, y el filme, Magic Mike, está directamente inspirado en las propias experiencias de Channing como stripper en un club de Tampa,. En esta ciudad vivió desde que estaba en quinto grado hasta que llegó el momento de probar suerte en Miami.

“Yo estaba haciendo Haywire con Soderbergh y una noche, después de rodar, nos fuimos al bar del hotel y le conté que había sido stripper durante ocho meses de mi vida. Se quedó con la boca abierta y me dijo, sin dudar, que quería hacer una película sobre eso. Luego lo seguimos hablando, y me propuso que la escribiéramos, la produjéramos y la financiáramos nosotros. Y cuando Soderbergh te propone algo así, no lo dudas, simplemente te largas a hacerlo”, dice.

Magic Mike se estrena hoy en Estados Unidos a través de la Warner Bros, el estudio que compró el filme una vez que estuvo terminado. La cinta sigue los pasos de un stripper profesional encarnado por Tatum que complementa sus ingresos trabajando en una obra en construcción, en donde recluta a un muchacho de 19 años con problemas económicos (Alex Pettyfer) para que se sume a la curiosa profesión.

“Lo que se ve en el filme sobre stripping es bastante similar mi propia experiencia”, reconoce Channing y agrega, “sin embargo lo único autobiográfico es que yo era un muchacho de 18 años que acababa de abandonar la universidad, en donde jugaba al fútbol americano, y dormía en el sofá de la casa de mi hermana. Todo lo demás es ficticio. Ningún personaje está basado en gente que yo conocí, y aunque si había un estudiante cuyo nombre artístico era Magic Mike, la película no tiene nada que ver con él. Pero todos coincidimos en que ése tenía que ser el título”.

Tatum no está seguro de que esa época de su vida haya sido particularmente feliz. “Era todo bastante loco. Mirando hacia atrás, creo que no estuvo mal porque no pasó nada malo”, señala, y aclara: “Nunca me metí en problemas como lo hace el personaje de Alex Pettyfer en el filme ni nada por el estilo. No estoy orgulloso de esa época pero tampoco me avergüenzo. Sé que hoy puedo decir que tuve una experiencia que no muchos otros hombres han vivido”.

El apuesto actor de 32 años, felizmente casado con su compañera de reparto en Step Up, Jenna Dewan, confiesa que no aprendió demasiado sobre las mujeres bailando para ellas. “Simplemente me di cuenta de cuan distintas pueden ser entre sí. Y que cuando venían a los shows, se comportaban de una manera totalmente diferente que cuando estaban en público. Mientras que los hombres van a estos espectáculos por una cuestión eminentemente sexual, ellas van a que las entretengan y a reírse y, por sobre todas las cosas, a poner en ridí***** a sus amigas. Es notable como a las mujeres les permiten ir mucho más allá en un contexto como ese. Los hombres, si tuvieran la misma libertad que ellas tienen en esos shows, se pondrían verdaderamente agresivos, pero ellas no. Solo están allí para pasar un buen rato”, explica.

Aun así, el actor, que este año también protagonizó 21 Jump Street y The Vow, dice que de esa experiencia se llevó una fórmula para lograr que su compañera de vida siga enamorada de él.

“Creo que la clave es sorprenderla todo el tiempo, saber qué quiere y encontrar la manera de dárselo”, dice con seguridad.

Speak Up!