Cine: Life of Pi

 

Ang Lee no se da por vencido

See video

GABRIEL DE LERMA | EL NUEVO HERALD

Si algo define al cine de Ang Lee, es que sus películas no se parecen entre sí. Es tan capaz de contar una historia sobre vaqueros homosexuales en Wyoming como de llevar a la pantalla al Increíble Hulk, recrear la antigua China o la Inglaterra victoriana.

Su apetito por la diversidad le ha llevado a ser quien finalmente logró concretar la adaptación cinematográfica de Life of Pi, la novela de Yann Martel que muchos trataron de llevar al cine infructuosamente. Decidido a no utilizar actores de renombre –más allá de una brevísima escena con Gérard Depardieu–, el nativo de Taiwán que cuenta en su filmografía con grandes títulos como Brokeback Mountain y Crouching Tiger, Hidden Dragon ha logrado concretar una de las superproducciones más originales de los últimos tiempos.

Pero aun contando con un renombre inusual en Hollywood, el director probablemente se enfrentó al proyecto mas difícil de toda su carrera. “Tardamos casi dos años en poner en marcha esta película. Lo más difícil fue conseguir el dinero que necesitábamos. También nos llevó mucho tiempo investigar y luego escribir el guión, y encontrar el lugar donde situarlo. Una vez que resolvimos esos detalles la gente del estudio tuvo muchas dudas, porque es una película cara, aunque también es artística. Así que me pasé un año haciendo previsualizaciones. Hice una película antes de la película para presentársela al estudio. Un verdadero largometraje animado”, explica, señalando que nunca antes había hecho semejante esfuerzo para convencer a un estudio de cine para que se decidiera a invertir en un proyecto arriesgado.

“Fue una buena manera de mostrar cómo iba a funcionar, salvo algunos pequeños matices que no podían apreciarse en ese formato. Y después, sostuvimos muchas reuniones para ver cómo íbamos a hacerla y en dónde. Finalmente nos quedamos con Taiwán, un lugar donde no se hacen películas grandes. Por supuesto, qué raro, en Hollywood me dijeron que así no iba a poder hacerse, que era demasiado caro. Hay demasiada gente que te dice lo que tienes que hacer sin saber de qué están hablando. Después vinieron los seis meses de rodaje, que fueron muy complicados, porque es una película acuática con un muchacho y animales, y en 3D. Y una vez que terminé con la filmación, la animación y el color supusieron un año y medio más de trabajo”, cuenta.

Si bien la historia comienza de una forma más o menos tradicional, contando la vida de un niño en la India cuyo padre es el dueño de un zoológico, pronto el filme toma un camino imprevisible que no ha sido tocado por el cine. Cuando la familia parte en un barco hacia América, llevando a bordo a sus animales, un naufragio cambia los planes, dejando como únicos sobrevivientes a un muchacho adolescente llamado Pi, un tigre, una hiena, una cebra y un orangután en un bote.

Lógicamente, pronto el tigre se habrá devorado a todos con excepción de Pi, y ambos compartirán largos días en alta mar esperando ser rescatados. Mientras que el tigre fue creado en su mayor parte en forma digital, para el papel de Pi el director decidió organizar una búsqueda, en la que el debutante Suraj Sharma resultó el elegido entre 3,000 candidatos.

“Sabíamos que si no lo encontrábamos, no había película”, explica Lee. “Si no tienes una cinta para mostrarle al estudio y decirles ‘éste es el muchacho’, no importa si la animación luce maravillosamente bien. Si no tienen el rostro, no van a hacer la película. Una vez que dimos con él, tuvimos que rodar en orden, porque él debía ir perdiendo peso a medida que avanzaba la historia. Podíamos cambiar el orden de tres o cinco tomas, pero dentro de una misma escena. Cada escena era un salto en el tiempo. Suraj tenía que tener un aspecto diferente, y su habilidad con el bote también tenía que ser distinta. El no es un actor profesional, así que sus movimientos en el bote, su soltura, fueron progresando en tiempo real. Todo eso lo fuimos desarrollando sobre la marcha. Es que a pesar de haber hecho el storyboard animado, a la hora de filmar la película hubo que lidiar con el agua real, el muchacho real y el tigre falso”, rememora.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.