Cine: The Last Stand

 

A todo gas para Schwarzenegger

See video

Para los cínicos, el mayor logro de Arnold Schwarzenegger ha sido que la prensa mundial haya aprendido a escribir su nombre sin faltas de ortografía, pero es muy estrecho criterio para enjuiciar a un astro de amplio panorama que va de comedias como Kindergarten Cop a la futurista Total Recall.

La carrera estelar de Arnie se interrumpió durante una década cuando The Terminator pasó a ser “The Governator” del estado de California, pero al concluir su intervalo político, Schwarzenegger regresa a los sets de Hollywood con trepidante variante del Oeste.

Arnie es Ray Owens, sheriff del adormecido pueblito Sommerton, en la frontera de Arizona, súbitamente invadido por un fugitivo de México, el temible traficante de drogas (Eduardo Noriega) que escapa a toda velocidad en un Corvette, con Génesis Rodríguez, agente del FBI, en calidad de rehén. La persecución va a cargo de Forest Whitaker y el sorprendido Owens cuenta con la asistencia de Luis Guzmán, Rodrigo Santoro, Jaimie Alexander y Zach Gilford.

El director coreano Kim Jee Woon mete el pie en el acelerador para un thriller de acción constante que funciona como entusiasta “Welcome Home” al ausente y muy echado de menos Schwarzenegger, que levanta en peso el filme como las pesas de su atlético pasado.

Speak Up!