Cine: The Kids Are All Right

 

Mia, atraída por el misterio

See video

GABRIEL DE LERMA

Aunque su vasta carrera incluye papeles como el de la hija de Julianne Moore en la nominada al Oscar The Kids Are All Right, el de la chica que pretende el mayordomo encarnado por Glenn Close en Albert Nobbs y el personaje protagónico en Jane Eyre (2011), son muchos los que siguen viendo a Mia Wasikowska como la Alicia del exitoso filme que dirigió Tim Burton hace tres años.

En Stoker, que llega este fin de semana a nuestras carteleras, Wasikowska interpreta a un personaje que aparentemente no podría ser más diferente del que creó Lewis Carroll. Es India, una chica que tras la muerte de su padre descubre la existencia de un tío (Matthew Goode) con el que comparte instintos sanguinarios. Sin embargo, la propia Mia tiene una visión diferente.

“Hay cosas en común entre Alicia e India. Los dos personajes están perdidos en su propio mundo. Además, son chicas muy solitarias que están experimentando el despertar sexual de una manera muy personal”, explica en entrevista exclusiva la actriz australiana de 23 años.

Y si bien señala que tener una edad muy cercana a la de India la ayudó a entenderla, admite que no fue tan fácil conectarse con ella. “Entendí muy bien todo lo que tiene que ver con los temas universales, como la soledad y el aislamiento, y luego había aspectos de su personalidad que no comprendía en lo más mínimo. Pero recurría a la forma más básica de la actuación que es imaginar cosas e inventar, y además hablé mucho con el director Chan-Wook Park. De todos modos, me encantó ella como personaje, particularmente esos elementos que no comprendía. Las cosas más misteriosas de su personalidad fueron precisamente las que más me atrajeron de India”, dice.

Wasikowska comparte un buen número de escenas con Nicole Kidman, quien interpreta a su madre, con la que su personaje no tiene una buena relación. Lo interesante es que siendo australiana, para la joven actriz fue toda una experiencia compartir el set con la estrella más popular de su país.

“Nunca la había conocido, por lo que trabajar con ella fue increíble. Viniendo de Australia, ella es el ejemplo a seguir para todas las actrices de mi generación. Fue maravilloso ver de cerca el grado de compromiso que tiene con su trabajo, lo abierta y amable que es. Ciertamente es surrealista conocer a alguien como ella y al poco tiempo estar hablando en términos personales con quien siempre ha sido un ídolo. En mi experiencia, nunca me he topado con alguien que tuviera un gran ego, y lo mismo vale para Nicole. Enseguida te deja de intimidar. Al menos, dejas de sentirte impresionada porque se comporta como una persona más en el set”, explica.

Wasikowska reconoce que muchos de los personajes que ha interpretado tienen ciertas características en común. “No están seguras de pertenecer al mundo en el que habitan y están buscando un lugar en el que se sientan parte integral de lo que las rodea, algo que experimenté en carne propia en los años en los que me tocó viajar. De pronto pierdes tus raíces para luego volverlas a desarrollar en otro sitio. Es algo que también me pasa en los rodajes, porque estableces relaciones personales muy intensas, pero luego cuando la filmación se termina, te marchas a tu siguiente película y todo comienza otra vez”, teoriza.

Hija de una fotógrafa polaca radicada en Australia, Wasikowska vivió de niña con su familia en Polonia durante un año, una experiencia que la marcó para siempre. “Recuerdo muy vívidamente el tiempo que pasé allí. Hay algo muy interesante en que te saquen de tu mundo en tu niñez y te lleven a un sitio que es muy diferente, porque no te queda otra opción que aceptar la situación y adaptarte, y estoy segura de que eso me ayudó mucho en estos años, porque es útil a la hora de actuar. También me ayudó a vivir en culturas diferentes y a adaptarme a formas de vida que no se parecen a la mía”, señala.

Fascinada con el cine independiente, Wasikowska ha completado ya otras tres películas que esperan estreno, aunque ninguna tiene fecha confirmada. Se trata de Only Lovers Left Alive, de Jim Jarmusch; Tracks, de John Curran y The Double, de Richard Ayoade, una comedia en la que comparte cartel con Jesse Eisenberg.

Speak Up!