Cine: Joseph Gordon-Levitt, nuevo héroe de acción

 

Recorre toda Manhattan en bicicleta en el estreno ‘ Premium Rush’

See video

GABRIEL DE LERMA | Gabriel@gabrieldelerma.com

Cuando estaba en el jardín de párvulos interpretó al Espantapájaros en una puesta de su escuela de El mago de Oz, en ese entonces ya era todo un veterano de la actuación, pues sus padres, militantes progresistas, lo habían inscrito a los 4 años en un grupo de comedia musical. Y aunque a los 6 comenzó a participar en comerciales para luego incursionar en cine y televisión, hicieron falta décadas de trabajo constante para que el mundo se enterara de que aquel muchachito delgado y de sonrisa tierna se llamaba Joseph Gordon-Levitt.

Hoy, a los 31 años, y con una trayectoria digna de un sesentón, el actor nacido y criado en la meca del cine ha llegado finalmente a la posición de estrella, aprovechando la buena recepción que obtuvo su participación en (500) Days of Summer (2009), por la que obtuvo la primera de sus dos nominaciones a los Globos de Oro.

Si bien ya ha protagonizado películas independientes como Hesher, donde encarnaba al personaje más desagradable de la historia del cine, y a un enfermo de cáncer que se enfrenta a lo peor en 50 / 50, filme por el que obtuvo su segunda candidatura al premio que otorga la HFPA, Gordon-Levitt probará suerte como héroe de acción con la llegada a los cines esta semana de Premium Rush. En el filme, dirigido David Koepp, uno de los guionistas más solicitados de Hollywood, y quien ha dirigido previamente The Trigger Effect, Secret Window y Ghost Town, Gordon-Levitt encarna a un veloz mensajero que es capaz de atravesar la congestionada Manhattan en cuestión de minutos, ayudado solamente por una bicicleta de piñón fijo.

“Cuando me llegó el guión yo estaba en la mitad del rodaje de 50 / 50”, recuerda el actor en una entrevista exclusiva en la que también estaba presente su compañera de reparto, la dominicana Dania Ramírez. “Aquel filme trataba de un hombre cuyo cuerpo se está rindiendo, y por eso la idea de interpretar a alguien que tiene un cuerpo maravillosamente sano me pareció muy atractiva. Este personaje no solo es saludable, sino que confía plenamente en su cuerpo, y eso, en ese momento, me pareció verdaderamente irresistible”.

En papel la propuesta podía parecer muy bonita, pero cuando llegó el momento de salir a filmar la película en Manhattan, Gordon-Levitt se dio cuenta de que el desafío podía ser simplemente agotador: “Todo el cuerpo te duele, porque aunque haces la mayor parte del ejercicio con las piernas, estás usando tu cuerpo entero. De todos modos no me quejo, porque después que terminamos la película ya no había nada que me dejara sin aliento. Si tenía que correr o subir las escaleras lo podía hacer sin agitarme. Hace poco hice otra película en la que interpreté a un fan de la gimnasia con máquinas, alguien que está muy obsesionado con su apariencia. Lógicamente hice mucho ejercicio de otro tipo y mi musculatura creció notablemente, pero no me pareció más saludable que lo que hice en Premium Rush. Las máquinas sirven para que tu cuerpo se vea mejor, pero la bicicleta te hace más fuerte”, dice.

En el intenso filme, Gordon-Levitt debe llevar un paquete con un misterioso contenido, pero antes de que pueda llegar a su destino será interceptado por un hombre (Michael Shannon), que intenta quitárselo. Ayudado por su compañera (Ramírez), emprenderá una loca carrera que mantendrá a los espectadores pegados a sus butacas.

“Siempre me fascinó la adrenalina”, confiesa el actor. : “Es que en nuestra profesión, cuando comienza a rodar la cámara uno siente cómo te corre por el cuerpo, mucho más cuando te toca actuar delante de una audiencia. Eso es algo que siempre me ha provocado mucho placer”.

La misma intensidad puede encontrarse en Looper, otra película de acción que estrenará dentro de un mes, y en donde trabaja de igual a igual con Bruce Willis en una historia de ciencia-ficción en la que ambos son asesinos a sueldo.

“Fue una película muy diferente, y también requirió mucho esfuerzo físico - creo que todos los papeles lo son-, aunque tengas toneladas de diálogo. Uno siempre tiene que prestarle mucha atención a la forma en la que el personaje camina; cómo se para, cómo se sienta. Tu cuerpo es otro instrumento para comunicarte con la audiencia”, sostiene.

Speak Up!