Cine: Holy Motors

 

Entre la pesadilla y la ensoñación

See video

RENÉ JORDÁN | CRÍTICO DE CINE

Leos Carax, el irreprimible chico revoltoso del cine francés, vuelve al ataque tras un período inactivo. Cautivó a los críticos con rarezas como Los Amantes del Puente, Mala Sangre y Pola X. Pero en la nueva Holy Motors se le atascó el motor sacrosanto con gasolina de marca desconocida.

Atravesando París hay un limosina más larga que una longaniza transportando al polifacético Monsieur Oscar (Denis Lavant), que cambia 13 veces de personaje y de maquillaje. La imperturbable Edith Scob le sirve de chofer, y Eva Mendes o Kylie Minogue, de víctima.

Explorando una colección de géneros, Carax ofrece film noir, comedia romántica, thriller criminal, comedia musical y fantasía sexual futurista. Este asombroso tour de force tiene de ensoñación y también de pesadilla. Como en el dicho popular, hay “de todo como en botica”, incluyendo veneno. Calidoscopio orate que puede ser fascinante o repelente... según el estado de ánimo.

Speak Up!