Cine: Hansel & Gretel

 

No victimas, si no cazadores de brujas

See video

GABRIEL DE LERMA| gabriel@gabrieldelerma.com

En Hansel & Gretel: Witch Hunters, Jeremy Renner y Gemma Arterton hacen casi todo juntos, y solamente tienen escenas por separado cuando a cada uno de sus personajes le toca vivir una historia romántica, a él con una bruja muy atractiva y a ella con un gigante enamoradizo. Por eso, a la hora de promocionar el filme que suma otro cuento clásico de los hermanos Grimm a la lista de versiones que Hollywood ha hecho para tentar al público adolescente, no es ilógico que Renner (Hansel), y Arterton (Gretel), no quieran separarse e insistan en hacer la entrevista compartida.

Arterton, la ascendente actriz inglesa que llamó la atención por primera vez como la Chica Bond en Quantum of Solace y desde entonces ha demostrado que tiene suficiente rango como para hacer todo tipo de papeles, cuenta qué fue lo que más le impactó de aquel cuento que, como todos, escuchó en su infancia.

“Nunca pude olvidarme de la Casa de los dulces. Creo que eso es lo que más atrapa a los niños en el cuento porque, ¿quién no se deleitó pensando en una casa hecha de dulces y que además te la puedes comer? Nunca me olvidé de esa historia, aunque no me acuerdo qué edad tenía cuando la escuché por primera vez”, expresa Arterton.

Por su parte, Renner, a quien vimos recientemente en The Avengers, The Bourne Legacy y Mission Impossible: Ghost Protocol, agrega: “Estoy lo suficientemente viejo como para no acordarme cómo fue que me enteré de la historia, pero también la recuerdo muy vívidamente y fue muy importante en mi niñez”. El actor explica que tomar el cuento y convertirlo en una película no fue muy complicado.

“Simplemente tomamos como plataforma este excelente cuento de los hermanos Grimm y nos preguntamos qué ocurrió con ellos una vez que fueron grandes. Nuestra historia comienza 15 años después de lo que recoge el cuento y realmente no toca nada más de lo que todos conocemos. La respuesta es muy simple, están muy enojados con las brujas por lo que les hicieron cuando eran pequeños y se dedican a matarlas y a obtener un botín por capturarlas”, relata.

Dirigida por el noruego Tommy Wirkola, quien se hizo famoso internacionalmente por la comedia sobre zombis nazis Dead Snow, y producida por el equipo que integran Will Ferrell y Adam McKay, el filme sigue al pie de la letra los lineamientos esbozados por Renner. Se agrega una temible bruja interpretada por otra ex Chica Bond, Famke Janssen, y un villano que nada tiene de sobrenatural a cargo de Peter Stormare. Pero si algo abunda en la película que hoy se estrena a nivel nacional son las escenas de acción, una suerte de especialidad para el atlético Renner.

“Me encantan los desafíos físicos. Crecí haciendo deportes y disfruto mucho aplicar esa faceta en un trabajo en el que por lo general no hacen falta estas cosas, porque siempre están los dobles de cuerpo. Lo interesante de las escenas de acción es que uno va mejorando con cada toma”, dice el actor.

Arterton agrega: “Es cierto, te das cuenta de si estás haciendo las cosas bien mucho más fácil que si se trata de una escena dramática. Además, me encanta hacer cine de acción porque tienes la sensación de que estás trabajando de verdad. Me siento muy libre cada vez que me toca correr en una de esas escenas”.

Uno de los elementos más interesantes de la película es que, si bien la historia parece transcurrir en el mundo de los cuentos de hadas, abundan los elementos anacrónicos. “No queríamos que la historia fuera específica con respecto a la época en que transcurre”, explica Arterton. “Es una película fantástica y queríamos que fuera muchas cosas. Nos interesaba tener la libertad de tocar diferentes géneros y probablemente no lo hubiésemos podido hacer si Hansel & Gretel: Witch Hunters, hubiese sido muy precisa históricamente. De esta forma pudimos crear un mundo y que fuera único para nuestra película. Eso era lo que queríamos Jeremy y yo: escaparnos todos los días a este mundo de fantasía en el que rodábamos el filme”.

Speak Up!