Cine: Get the Gringo

 

Adrián Grunberg, abierto a todos los géneros

See video

GABRIEL DE LERMA | ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

Fue el primer asistente de director durante el arduo y complicado rodaje de Apocalypto en México y al año siguiente Adrián Grunberg repitió esa función en Edge of Darkness, el filme de Martin Cambpell en el que Mel Gibson interpretó a la perfección a un policía que está decidido a todo con tal de descubrir al culpable del asesinato de su hija. En esas filmaciones se hicieron amigos y por eso, cuando al vilipendiado actor nacido en Estados Unidos pero criado en Australia se le ocurrió una idea para un largometraje, recurrió a él, primero para que escribieran juntos el guión, y luego para que se convirtiera en el director de la película.

Ahora que Get the Gringo ya fue distribuida, primero a través de DirecTV y el cable, y luego, en las ediciones de Blu-ray y DVD que llegaron a las tiendas el pasado 17 de julio, Grunberg reflexiona en perfecto castellano y en entrevista exclusiva sobre la experiencia. “Yo quería dirigir desde hace mucho tiempo y no se me había dado por equis razones, y lo que descubrí es que qué lástima que no lo pudiera hacer antes”, comenta. “Me encantó. No me lo imaginaba distinto, pero pude corroborar que es una experiencia increíble”.

A este hijo de argentinos, nacido en Puerto Rico y criado en España, formado en Nueva York pero residente de México desde que se enamoró y se mudó allí para formar su familia, no le alcanzan los elogios para hablar de Gibson. “Yo lo considero un tipo brillante, que incluso raya en la genialidad”, dice. “Siempre me gustaron mucho sus películas como actor y también las que hizo como director. Y lo que comprobé al trabajar con él en Apocalypto es que su proceso es un libro abierto. Luego, cuando trabajamos en Get the Gringo, dio un paso atrás y me dejó hacer, incluso en la edición, aún cuando estábamos haciendo el montaje en su oficina. Siempre tuvo un enorme respeto por mi trabajo”.

Grunberg está más que satisfecho por lo logrado con la película y ciertamente en Hollywood han sabido apreciar el debut de quien trabajó como asistente de dirección en infinitas superproducciones de la gran industria. El director novato no descarta ninguna opción para continuar su carrera, incluso la de irse a filmar en otra lengua al Lejano Oriente, y está abierto a trabajar en todos los géneros, más allá de que haya demostrado una buena mano para las escenas de acción.

Speak Up!