Cine: Django Unchained

 

Protagonizada por Jamie Foxx

See video

JAKE COYLE | ASSOCIATED PRESS

Quentin Tarantino entra a un restaurante italiano en Manhattan por la puerta trasera, es una llegada tranquila para un cineasta que no es nada sigiloso.

Su película más reciente, "Django Unchained", es una historia de vaqueros que se desarrolla en el sur de Estados Unidos y es descarada incluso para la forma de ser del director. Protagonizada por Jamie Foxx en el papel de un esclavo protegido por un caza-recompensas interpretado por Christoph Waltz, la película mezcla comedia surrealista con acción sangrienta y descripciones desgarradas de la esclavitud, que convierten a "Django" posiblemente en la película más audaz que Tarantino ha hecho hasta ahora.

"Hay un aspecto deliberado de espectá***** en mi película que me encanta saborear", dijo Tarantino ataviado con una sudadera y una boina. "Quiero que el público tenga una experiencia salvaje en el cine, tengo en mente que salieron de sus casas y decidieron hacer algo en la noche (para ir al cine). Me gusta torturarlos de vez en cuando, pero también liberarlos".

"Django Unchained" ("Django sin cadenas") no sólo regresa a Tarantino al tema de las diferencias raciales, por el que ha sido criticado en otras ocasiones, sino que trata totalmente de eso. La palara ofensiva para las personas de raza negra "*****" se escucha más de 100 veces en la cinta. También tiene dos escenas muy violentas de esclavitud, una pelea de mandingas y otra con un perro, que incluso Tarantino califica como "traumáticas".

Pero a la vez es una fantasía de venganza, que según la perspectiva que se tome, convierte a la película en una rareza que presenta de forma honesta los horrores de la esclavitud o que coloca la atrocidad como el fondo para la irreverencia de la película. Quizá es una mezcla de ambos.

"Si el único propósito de esta película era hacer una denuncia impactante sobre la esclavitud... eso sería todo y sería bueno", dijo Tarantino. "Pero esta película quiere ser un poquito más que eso".

Es irónico que Tarantino presente una película que se jacta de su realismo histórico después de su "Inglourious Basterds" ("Bastardos sin gloria"), la más exitosa de su carrera, que recaudó 321,5 millones de dólares en taquilla y tuvo ocho nominaciones al Oscar, en la cual reescribió la historia al matar a Hitler. "Django" tiene una catarsis similar al mostrar que los malos reciben su merecido.

"El público de raza negra se ríe, lo entiende", dijo Tarantino. "Parte del humor viene de decir: "'¿Le teníamos miedo a esos idiotas?'"

"Kill Bill" y "Death Proof" son otras historias de venganza de Tarantino, pero con protagonistas femeninas. Fuera de ellas, del humor de "Pulp Fiction" al romance de "Jackie Brown", los temas raciales han surgido como un aspecto importante en la filmografía del director.

"Es el tema más importante en Estados Unidos, desde una perspectiva histórica y en nuestra vida cotidiana", dijo Tarantino. "Hay un montón de cineastas blancos que quisieran aventurarse en esta zona, pero tienen miedo, tienen miedo de ser criticados".

El mismo Tarantino fue muy criticado por Spike Lee por "Jackie Brown", otra de sus cintas en la que también es común la palabra "*****", por estar "obsesionado" con la expresión. Tarantino dice que Lee "no lo entendió", y aunque no le importa lo que piensa Lee de "Django", sí le gustaría una reconciliación.

"Django Unchained", que será lanzada por Weinstein Co. el martes en Estados Unidos, se ha esforzado por acercarse a la comunidad negra. Tres de los astros de la cinta - Foxx, Leonardo DiCaprio (quien interpreta a un cruel dueño de una finca en Misisipí) y Kerry Washington (la esposa de Django que necesita ser rescatada) - aparecen en una portada reciente de la revista Vibe, de cultura urbana. Oprah Winfrey le dio su apoyo, aunque también la calificó como "provocadora" y "perversa".

Samuel Jackson, quien describe su personaje de un sirviente confabulador como "el próximo personaje negro más odiado del cine" ha trabajado en casi todas las películas del director y dice que el interés de Tarantino sobre los asuntos raciales viene más de las películas que de la vida.

"No es que Quentin haya crecido en un barrio de negros", dijo Jackson. "Vio muchas películas de 'Blaxsploitation' (un movimiento de cine con protagonistas negros de la década de 1970) y su conocimiento casi computarizado del cine le permite entrar en ese espectro".

Foxx dijo que recrear la vida en una finca de antes de la Guerra Civil en Misisipí fue algo doloroso por momentos.

"Te pones a pensar 'Guau, eso fue lo que nos hicieron. Nos convirtieron en animales'" dijo Foxx. "¿Quién soy yo? Me están dando agua Evian y carpas con calefacción. Decía: 'me siento un poco raro"

La película ha sido nominada a cinco Globos de Oro, incluyendo mejor cinta dramática.

Tarantino está preparado para cualquier controversia.

"No es por hacerme el listo, pero creo que lo puedo soportar", dijo. "Debes ser capaz de afrontar lo que haces y soportarlo. Afrontaré los obstáculos que se pongan en mi camino. Quizá haya algo de controversia ahora, pero eso se va. Realmente la vida de una película es muy corta".

Para Tarantino, famoso por haber recibido su conocimiento cinematográfico al trabajar en un local de renta de videos en Los Angeles, la inspiración siempre empieza con otras películas. "Django Unchained" surgió de las películas de vaqueros de directores italianos, especialmente las de Sergio Corbucci, cuya cinta de 1966 "Django" es la antepasada de "Django Unchained".

Speak Up!