Cine: Declaration of War y Footnote

 

Dos guerras muy elogiadas

See video

PILAR AYUSO | ESPECIAL/ EL NUEVO HERALD

Con temáticas que expresan la dura batalla por la vida y la rivalidad entre un padre y un hijo, dos aclamadas cintas podrán ser vistas a partir de hoy en el teatro Tower del Miami Dade College. Se trata del filme francés Declaration of War, triunfador en el Festival Internacional de Gijón y, en estreno exclusivo en Miami, el israelí Footnote, nominado al Oscar como mejor película extranjera.

El amor a primera vista surge en el preciso instante en que Romeo y Juliette se encuentran con sus miradas en una discoteca, y al conocer sus nombres se preguntan en broma si no tendrán un terrible destino. Es la semilla dramática sembrada al comienzo de Declaration of War ( La guerre est déclarée) segundo filme de la realizadora francesa Valérie Donzelli. Sus jóvenes protagonistas, interpretados por la propia Donzelli y Jérémie Elkaïm, viven una maravillosa historia de amor, y el nacimiento de un niño acrecienta su dicha. Pero la vida se encarga de recordarles que no están en el final feliz de un cuento de hadas, y les muestra su lado más crudo.

Poco tienen que ver Romeo y Juliette con los héroes de Shakespeare. Estos son libres como los nuevos tiempos. Y perseveran, en vez de sucumbir vencidos por la fatalidad. Tampoco el drama humano que este filme plantea debe asociarse a una tragedia lacrimosa. La enfermedad del hijo, el pequeño Adam –César Desseix (18 meses), Gabriel Elkaïm (8 años)– tiene horrible pronóstico, pero estos padres se proponen firmemente declararle la guerra a la muerte.

Donzelli y Elkaïm escriben juntos un guión que recrea su propia historia. Protagonistas reales de esos duros años, trasmiten al filme tal intensidad dramática que sólo pueden atenuarla sus simpáticos momentos de humor. Entre hospitales, trajes esterilizados, aparatos médicos, malas noches y peores días los jóvenes padres se dan a sí mismos un descanso, cuando escapan por unas horas de la angustia y el tedio hospitalario regalándose una enloquecida noche de fiesta con amigos. Pero ellos son “una máquina de guerra de dos cabezas” ha dicho la directora de estos personajes, prestos a continuar cada mañana la batalla.

Declaration of War remite al espíritu del cine de autor de la nouvelle vague, con su personal estilo creativo. Un filme inmensamente humano que se apoya en las interpretaciones, premiadas en el Festival de Gijón, en la excelencia de su guión, en la banda sonora donde destaca la música de Vivaldi y en recursos dramáticos como el especial momento en que los personajes cantan a dos voces, que recuerda las películas musicales de Jacques Demy.

Footnote (Nota al pie de página), del realizador Joseph Cedar (también nominado al Oscar con Beaufort, en 2007), tiene como protagonistas a dos eminentes investigadores, expertos en el estudio del Talmud. Son padre e hijo, los Shkolnik, pero sólo el más joven, Uriel Shkolnik (Lior Ashkenazi), es premiado por la sociedad. Con su nombramiento como nuevo miembro de la Academia de Ciencias Israelí y la asistencia al acto de su huraño padre, quien en calidad de público se resiste a celebrarlo, el filme nos introduce en esta compleja rivalidad.

Mientras el hijo ha recibido honores, el mayor logro del viejo profesor Eliezer Shkolnik (Shlomo Bar-Aba) ha sido la nota al pie de página que le dedicara un colega en un extenso libro. Durante 16 años se ha mencionado su nombre para el prestigioso Premio Israel, pero otros siempre son los que han ganado –información que es dada al espectador a través del ingenioso recurso de notas escritas que resaltan en la pantalla.

Cuando el purista veterano ve lejana la esperanza de ser reconocido, cuando ha despotricado año tras año contra los agraciados con el más prestigioso honor de su país, Eliezer Shkolnik recibe una llamada telefónica del Ministerio de Educación con la mejor noticia de toda su vida: le han dado el Premio Israel.

Pero ésta es una aparente victoria porque el azar les ha hecho una jugarreta, no sólo al padre también al hijo, colocándolos en obligada toma de posición donde sale a flote lo mejor y lo peor de ambos.

Footnote, cuyo excelente argumento alcanzó el máximo galardón en el Festival de Cine de Cannes, expresa, en clave de comedia, una complejidad psicológica y moral que nos sumerge en las miserias, envidias y mezquindades que pueden generarse en el mundillo altamente intelectual de los grandes premios. La mezcla de géneros como el suspense, la comedia y el drama apoyan la elocuente narrativa, y la música de Amit Poznansky lleva la batuta en esta altisonante orquesta.

Speak Up!