Cine: The Croods

 

Ryan Reynolds en un nuevo mundo

See video

GABRIEL DE LERMA

Ryan Reynolds es capaz de sufrir hasta desesperar al espectador en filmes intensamente dramáticos como Buried o The Amityville Horror y ha demostrado ser igualmente experto en la comedia en The Change Up o The Proposal. Además, nos ha mostrado su faceta atlética en películas de acción con títulos de la talla de Safe House, The Green Lantern y X-Men Origins: Wolverine, en una filmografía que se extiende por dos décadas.

Y si bien experimentó con el doblaje de personajes de animación en cuatro episodios de Family Guy en los que colaboró, Reynolds no le había prestado la voz a un personaje protagónico en una película animada. Por eso, cuando el director Chris Sanders, el mismo que creó a aquel travieso extraterrestre en Lilo & Stitch, lo convocó para que participara en el elenco de su nueva película, The Croods, el actor no lo pensó dos veces.

“Cuando te proponen hacer un filme animado como éste uno no puede decir que no”, explica. “Para un actor, es uno de los mejores trabajos del mundo. Yo sé lo difícil que puede ser filmar un largometraje tradicional, pero para los actores un filme animado es extremadamente fácil. Solo te toca trabajar unas pocas horas cada unos cuantos meses, por lo que no tiene nada de intenso. Lo que es un verdadero crimen es que los que ponemos las voces nos llevamos una desproporcionada cuota de atención, porque son verdaderamente los animadores y los artistas de storyboard los verdaderos héroes en un filme como este”.

El canadiense de 36 años explica que además el género les permite a los actores extralimitarse en detalles que no son recomendables en los filmes con actores de carne y hueso. “En las dos primeras sesiones de grabación los directores me decían que exagerara un poco más. Yo no lo podía creer y les pregunté la razón. Ellos me contestaron que en animación nada es demasiado exagerado. Lo cierto es que mientras lo hacía me sentí como un niño porque podía usar aspectos de mi imaginación que no pensé que iba a volver a utilizar en mi vida. Fue un verdadero placer hacerlo. Disfruté muchísimo pensar en todo lo que este personaje puede llegar a pensar y sentir, sabiendo que solo iba a contar con mi voz para expresarlo”, dice.

En The Croods Reynolds interpreta a Guy, un muchacho cavernícola que sabe cómo utilizar nuevos descubrimientos como el fuego, y cuya vida se transforma el día en que conoce a Eep (voz de Emma Stone), una chica de una tribu bastante más atrasada que la suya. Empeñado en conquistarla, tendrá también que ganarse la confianza de toda su familia, algo bastante complicado cuando además todos tienen que escapar de peligrosos animales salvajes.

Aunque el mundo en el que transcurre The Croods es absolutamente fantástico, el actor reconoce que no está muy lejos de los que imaginaba en su niñez. “Yo vivía fantaseando en ese entonces. Mi padre era policía y también lo era el mayor de mis tres hermanos. Era una casa llena de testosterona. En cambio yo me dedicaba a construir ciudades con bloques. Esa era mi manera de escaparme de la realidad. Me pasaba todo el día en un mundo inventado, por lo que no es ninguna sorpresa que haya terminado dedicándome a esta profesión”, teoriza.

Lógicamente no fue nada fácil reconocer ante su padre que su sueño era trabajar sobre un escenario. “Fue como si él de pronto se diera cuenta de que había tenido una hija en lugar de un varón. Mi madre fue un poco más comprensiva, pero a los dos les llevó un tiempo aceptar que esto era lo que yo quería hacer. Me mudé a Los Angeles para probar suerte pero me llevó un mes atreverme a contárselos. Por suerte, un año después conseguí un trabajo estable en una comedia televisiva que se llamaba Two Guys, a Girl and a Pizza Place, que se emitía por ABC. Mi padre podía encender el televisor y ver a su hijo hablándole desde la pantalla chica. A partir de ese momento se dio cuenta de que lo mío iba en serio y que la actuación era algo con lo que podía ganarme la vida”, rememora.

Speak Up!