Cine: Brave

 

La primera princesa de Pixar

See video

EFE

Tras recurrir a robots, monstruos, animales y juguetes para protagonizar sus películas, los estudios de animación Pixar echaron mano por primera vez del tradicional mundo de las princesas para contar en “Brave” el conflicto de una madre y su hija en un imaginario reino escocés.

El filme, que se estrena el 22 de junio en EEUU, presenta muchos de los elementos habituales de las cintas de ese género tan propio de Disney, compañía dueña de Pixar, como una bruja, encantamientos, un castillo y varios pretendientes, aunque carece del característico romance de las cenicientas.

El personaje principal, la joven Mérida, es una adolescente de llamativa melena pelirroja que siempre ha mostrado más interés en montar a caballo y disparar con arco que en las labores propias de la heredera al trono, una rebeldía que llevará la relación con su estricta madre hasta el límite.

“El hecho de que haya un rey, una reina y una princesa fue para que la repercusión de sus decisiones (Mérida) fuera enorme. Ese contexto incrementa lo que hay en juego, porque sea lo que sea que haga (la protagonista) puede afectar a todo el reino”, indicó Mark Andrews, realizador encargado de finalizar la película.

“Brave”, proyecto que comenzó en 2005, nació de la idea de Brenda Chapman quien se inspiró en sus conflictos con su hija para elaborar un primer guion que convenció a los responsables del estudio.

Chapman dirigió el filme en sus inicios, luego fue reemplazada por Steve Purcell quien fue sustituido hace un año y medio por Andrews, un hombre de Pixar que hizo carrera como guionista antes de debutar como director de largometrajes con “Brave”.

Andrews, de raíces escocesas y aficionado a la cultura de ese país, había sido asesor de “Brave” desde el principio y fue el elegido para dar un impulso al proyecto que había llegado a un punto de bloqueo.

“Yo traje objetividad. No cambié el argumento, solo tenía que hacerlo funcionar”, explicó Andrews, sobre los problemas por los que atravesó la historia.

“Aportó mucha energía”, reconoció el animador español Ramiro López Dau, quien trabajó dando vida a Mérida y a su padre, el rey Fergus.

Andrews calificó “Brave” como una “fantasía épica escocesa” y López indicó que la idea detrás de Mérida era crear una joven muy dinámica que incluso tuviera un punto masculino.

“Ella tiene mucha fuerza, mucha personalidad”, comentó el animador, unas características que guardan cierta similitud con el perfil de las últimas princesas Disney, como Tiana en “Princess and the frog” y Rapunzel en “Tangled”, más decididas a tomar las riendas de su destino que sus delicadas predecesoras.

“El mensaje para los niños es que sean valientes. Es una película que invita a mirarse dentro de uno mismo, especialmente los niños que están cerca de convertirse en adultos. Que sean valientes para encarar eso”, dijo Andrews.

Estéticamente, “Brave” recoge el encanto casi mágico de las tierras escocesas, algo que ha sido calificado por publicaciones como The Hollywood Reporter como de “delicia”, si bien en su crítica echó en falta que Pixar hubiera tomado más riesgos en términos de guion.

La ambientación recuerda a películas como “How to train your dragon”, de DreamWorks Animation, que también recurrió a un universo celta.

“Brave” se proyectará tanto en 3D como en las tradicionales dos dimensiones y estará precedido por el cortometraje “La luna”.

Speak Up!