Cine: Blancanieves

 

La hija de Phil Collins se afianza como actriz en el rol de Blancanieves

See video

GABRIEL DE LERMA | ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

Tiene apenas 23 años y aunque su carrera como actriz está cobrando fuerza, su nombre seguramente resulta familiar para muchas jovencitas que leyeron sus artículos durante años cuando, siendo apenas una adolescente, escribía regularmente para Seventeen, Teen Vogue, la revista de Los Angeles Times y la británica Elle Girl. Lo cierto es que después de haber sido la entrevistadora, ahora Lily Collins ha pasado a ser la entrevistada, una posición que, a juzgar por cómo marchan las cosas para ella, ocupará durante un largo tiempo.

“Es algo muy extraño”, confiesa en entrevista exclusiva después de haberse pasado todo un domingo hablando sobre su papel protagónico en Mirror, Mirror junto a Julia Roberts. “Pero me divierte mucho, porque me permite hablar de lo que me encanta hacer. De todos modos disfruté mucho mi trabajo como periodista y es algo que sigo aprovechando en forma cotidiana. Escribo un diario todos los días y permanentemente estoy investigando sobre los personajes que me toca interpretar. Hago preguntas, llevo una libreta de apuntes en la que escribo todo el tiempo, porque soy una persona a la que genuinamente le interesan las cosas. En el set me la paso preguntándole a la gente que trabaja detrás de cámaras y también a los otros actores. Además, ahora me he interesado mucho en la fotografía, y durante el rodaje en Montreal me la pasé sacando fotos, algo que también hago en los sitios que visito durante la promoción de la película. Lo cierto es que he podido mantener mi faceta de periodista en todo lo que hago, pero a la vez me encanta contarle a la gente qué es lo que me gusta de mi trabajo como actriz”.

Desde que apareció como la hija de Sandra Bullock en la exitosa The Blind Side, no ha habido mucho espacio para que Collins trabaje como periodista. Luego hizo de la hija de Paul Bettany en la fantástica Priest y, subiendo un escalón, encarnó a la chica que le rompe el corazón a Taylor Lautner en la fracasada Abduction. Luego de encarnar a Blancanieves en el filme de Tarsem Singh que hoy llega a los cines de Estados Unidos, filmó con Julianne Moore The English Teacher y actualmente rueda Writers con Logan Lerman y Jennifer Connelly, en la que aparece como actor el mismísimo Stephen King.

“En realidad siempre quise ser actriz”, admite Lily. “Cuando tenía 2 años participé de una obra en Inglaterra, y una vez que me mudé a Los Angeles hice teatro y musicales. Pero durante mucho tiempo me decían que no en las audiciones, porque aún estaba verde o no tenía la suficiente experiencia, y así fue cómo apareció el periodismo porque quería hacer algo mientras esperaba un sí. Lo bueno es que como hice televisión aprendí cómo pararme delante de una cámara, y eso me ayudó mucho para convertirme en actriz”.

Si bien ha sido inevitable que todo el mundo hable de ella como la hija de Phil Collins, Lily señala que siempre hizo todo lo posible para que nadie lo supiera. “Cuando terminé de rodar The Blind Side, el último día de rodaje la gente del equipo técnico descubrió quién era mi papá. Me vinieron a preguntar por qué no les había dicho nada y yo les expliqué que no me parecía que esa fuera la forma de presentarme. Lo mismo ha ocurrido en las audiciones. Prefiero entrar sin que nadie sepa nada, como si fuera un lienzo en blanco. Yo quiero que mi trabajo hable por sí mismo. No me interesa que me den un papel por mi apellido. Y por sobre todas las cosas no quiero que piensen que conseguí algo por llamarme Collins. No sé si puedo decir que ha sido una lucha, pero definitivamente he puesto mucho esfuerzo personal para llegar adonde estoy ahora”, dice.

Aun así, sus genes son evidentes cuando llegan los créditos en Mirror, Mirror, acompañados por un ingenioso número musical al estilo Bollywood en el que ella canta seguida por el resto del elenco. “Me encanta cantar y en otra época escribía canciones, pero siempre lo he hecho para mí”, acepta, y explica: “Jamás había cantado así, delante de una cámara y a viva voz. Me puse bastante nerviosa pero Tarsem me quitó toda la presión. De todos modos no creo que mi pasión me lleve a sacar un álbum, pero me fascinaría la idea de trabajar en un musical o de hacer otros papeles en lo que también tenga que cantar”.

Speak Up!