Cine: Beyond the Hills

 

Cuestiona el fanatismo

See video

PILAR AYUSO

Dos inseparables amigas de orfanato se reencuentran después de varios años. Voichita (Cosmina Stratan) vive recluida en un monasterio ortodoxo de la región rumana de Moldavia, junto a otras monjas y a un sacerdote (Valeriu Andriuta). Alina (Cristina Flutur), quien siente por su amiga un amor casi enfermizo, ha venido a proponerle irse juntas a Alemania donde ella ha estado los últimos años. Pero Voichita ha cambiado; el monasterio es hoy su única casa y su vida la ha encomendado a Dios.

Frustradas sus intenciones, la visitante huérfana prefiere quedarse en el convento que le es ajeno, antes de perder a la única persona que quiere en la vida, pero deberá confesarse para ser aceptada en este austero templo de Dios. Las hermanas la preparan para el sagrado momento en una notable escena en la que dan lectura a una lista de 464 pecados. Pero sin verdadera fe, las cosas no funcionan.

El reciente filme del rumano Cristian Mungiu ( 4 Months, 3 Weeks and 2 Days), al que le sobra metraje, expone un drama que se torna casi opresivo, y trasmite una sensación de frialdad perenne. Los días son grises y áridos en este interminable invierno pos-Ceausescu, y el nevado monasterio es el aplastante escenario donde se mueven los personajes.

¿Te quedarás en esta cueva toda tu vida? ¿Tienes miedo de vivir? Le ha preguntado Alina a Vichita. Pero es Alina la que más sufre al haber sido cambiada por un Poder Superior, y sus continuos ataques de histeria pronto vuelven su presencia en el convento insostenible. El sacerdote, quien ve en sus violentos actos la intervención del Maligno, debe decidir entre lanzar a la desvalida a la calle o intentar exorcizarla a través de las oraciones. Pero al producirse una nueva agresión las devotas monjas van demasiado lejos, convirtiendo el convento en un verdadero infierno hecho de buenas intenciones.

Premiado en el Festival de Cannes, el guión de Mungiu, basado en hechos reales y en los libros de la escritora Tatiana Niculescu, cuestiona la ciega fe y el fanatismo –cualquiera que este sea– cuyos actos humanos pueden llegar a provocar tragedias irreparables.

Speak Up!