Cine: Beautiful Creatures

 

Twilight tiene competencia

See video

RENÉ JORDÁN

A los vampiros y hombres-lobo de Twilight ahora les han salido en competencia las brujas colonizadoras de Gatling, Carolina del Sur. Aunque en la localidad las llaman “casters”, que a la fuerza podría traducirse como “conjurantes”. Se han aposentado en una casa embrujada con fachada de castillo maldito a pesar de que el interior se ilumina con escalinatas de un “musical” de MGM en los años 1930.

De eso se entera Ethan Wate, muchachón de 17 años a quien se le aparece (entre pesadillas de la Guerra de Secesión) la bella Lena Duchannes (Alice Englert) , que al cumplir los l6 años debe decidir si ha de ser bruja buena o bruja mala. Este Ethan Wate es muy cabecidura y se va a buscar a Lena en su prohibido palacete.

Ethan es Alden Ehrenreich, joven atractivo con chance de estrellato si se cambia de apellido. En la mansión hechicera, conoce a toda la parentela de su amada Lena, que es para salir huyendo a toda mecha. El tío Macon Ravenwood es Jeremy Irons, con túnica demoniaca y rostro draculesco. La madre Serafina (Emma Thompson) murió hace años pero tiene manía fantasmal. La abuela esquelética (Eileen Atkins) asusta más que la tía gordinflona (Margo Martindale) y la hermana (Emmy Rossum) presume de diablesa.

Esta colección de espantos sale de un libro de 500 páginas. Las autoras son Kami García y Margaret Stohl. Richard LaGravenese es el guionista-director y tras dos horas y pico de película nos enteramos de que Beautiful Creatures es tan solo la primera parte de una trilogía que continuará hasta el Nunca-Jamás. No es el momento de hacer invocaciones sacrílegas, pero... Dios nos coja confesados.

Speak Up!