Cine: Bachelorette

 

Nubes de palabrotas

See video

René Jordán | Crítico de cine

Hace un par de años salió Bridesmaids, aceptable “comedieta” grosera y grotesca que pasó casi inadvertida hasta recaudar $300 millones en el mercado mundial. Atribuyeron el secreto del éxito al diálogo donde inocentes y respetables mujeres se comunicaban con un vocabulario de malas palabras dignas del proverbial carretonero.

Desde entonces están intentando imitar o superar el desenfado de Bridesmaids, con su ataque de explosivas perturbaciones intestinales en plena acera por damas vestidas en trajes de novia. El tema nupcial se repite en Bachelorette, donde organizan estupefaciente despedida de soltera con descocado consumo de cocaína.

El casamiento es de la gordita Becky (Rebel Wilson) a quien sus despectivas seudoamigas llaman a sus espaldas “Cara de Cochino”. La capitana de la cuasi-orgía es Kirsten Dunst, hasta hace poco tan fina que Sofía Coppola le puso corona de María Antonieta en su más reciente desastre. Ahora es la chismosa, chusmona Regan, que se muere de envidia al ver que la gorda atrapó marido antes que ella.

Regan recluta a Gina (Lizzy Caplan) y a Katie (Isla Fisher) para dedicarse a seducir a los tipos de la contigua despedida de soltero del novio de “Cara de Cochino” mientras van flotando en nubes de coca y diccionario de palabrotas. La guionista/directora es Lesley Headland, adaptando al cine su exitosa obra teatral off- Broadway, con permiso de ponerla más deslenguada ya que, después del batacazo de Bridesmaids, se espera que las muchachas se tiren por la calle del medio.

Del mismo género (y mucho mejor) es For a Good Time Call..., donde Katie (Ari Graynor) se queda sin trabajo y tiene que mudarse con Lauren (Lauren Miller) a quien le tiene antipatía de compañeras de colegio. Se reconcilian cuando Katie descubre el recurso monetario de su voraz roommate, que mantiene especial línea telefónica para conversar en abierta pornografía con fiel clientela de hombres que disfrutan hablando con una mujer en lenguaje patibulario y prostibulario.

Lauren Miller es coguionista de For a Good Time Call..., pero Ari Graynor se roba el show pronunciando con deleite esas palabras de cuatro letras que abundan en inglés y hacen pensar en los subtítulos en español, donde apenas habrá espacio para estirar derivados más sustanciosos en Cervantes que en Shakespeare. • 

Speak Up!