Cine: Antiviral

 

La estética de lo repulsivo

See video

PILAR AYUSO

A ntiviral, ópera prima del canadiense Brandon Cronenberg, es una pesadilla muy original. Situado entre la ciencia ficción, el gore y el surrealismo, el filme premiado en Un certain regard en Cannes relata una fábula futurista cuyo tema es la obsesión de los fanáticos por las celebridades, que llega a alcanzar dimensiones delirantes. La vida real documenta subastas de objetos increíbles, cuyo real valor se aloja en el terreno de lo sentimental y lo místico, como el frasco de píldoras recetadas a Elvis Presley antes de su muerte, o los envases del medicamento con el que se suicidó Marilyn Monroe. Pero la ocurrencia de Cronenberg (hijo), es una fantasía mucho más alucinante.

The Lucas Clinic se dedica a vender a sus usuarios las infecciones contraídas por los famosos, inoculándoles el virus. De esta manera los fanáticos se sentirán, por el tiempo que les dure la enfermedad, más cercanos espiritualmente a sus ídolos. En esta moderna firma trabaja Syd March (Caleb Landry Jones), un joven empleado que se roba parte de la “mercancía” para vendérsela a un suministrador que elabora cultivos piratas de estos mismos virus. Pero para pasar el estricto control de seguridad del laboratorio que prohíbe a los empleados sacar muestras de sus productos, Syd lo hace de la manera más “natural”, trasladando los virus en su propia sangre.

Luego de la incubación y de que la enfermedad brota, el ladrón tendrá que extirparse una muestra, y “escanearla” en una extraña máquina que guarda la memoria de las células para venderlas al otro proveedor. Suena trastornado y repulsivo, pero esto es solo el inicio de una retorcida trama con charcos de sangre, pieles enfermas y agujas como constantes visuales, en contraste con una fotografía ascética donde domina el color blanco. Entre guerras con la competencia, las cosas se complican para Syd –que se pasa enfermo toda la película–, cuando su propio ídolo, una bella y encumbrada estrella (Sarah Gadon), quien es asidua cliente e imagen de Lucas, adquiere una enfermedad incurable y muere.

Speak Up!