Cine: The Angels’ Share

 

Soñadora comedia social

See video

PILAR AYUSO

“La parte de los ángeles” es, en el argot de las destilerías de whisky, el dos por ciento que se evapora en el proceso de elaboración. Poética metáfora que, aplicada a la sociedad y al filme del británico Ken Loach, es esa parte que les corresponde a todos en la repartición de las bondades de la vida.

Una segunda oportunidad le ha dado un juez de la ciudad de Glasgow, Escocia, a cuatro jóvenes descarriados. El belicoso Robbie, quien tiene como atenuante un hijo que está por nacer, el burlador de estatuas Rhino, el flojo de tuercas Albert y la cleptómana Mo tendrán que hacer horas de trabajo comunitario.

Robbie (Paul Brannigan) quiere formar una familia con su novia embarazada Leonie, y olvidarse de un pasado de reyertas callejeras, pero el desprecio de la mafiosa familia de ella y el rechazo de una sociedad que no le da trabajo por la cicatriz del rostro, le ponen zancadillas a sus sueños de normalidad. Hasta que aparece un ángel con cuerpo de hombre llamado Harry (John Henshaw), el educador social encargado de velar en sus horas comunitarias a estos cuatro marginales, quien a su vez, en su tiempo libre, los lleva a una destilería donde aprenden sobre la preparación de la bebida escocesa y el arte de la cata.

La primera parte del filme, que prepara el camino a la aventura que sucederá, nos agarra con la historia del joven Robbie para no soltarnos. Ken Loach y Paul Laverty, director y guionista, siguen inseparables con sus temas sociales y escogen a Brannigan como protagonista quien, como el personaje que interpreta, tiene un pasado delictivo, pero un prometedor futuro como actor con tres proyectos más en preparación.

La segunda mitad de esta soñadora comedia social es aun mejor. En sus viajes iniciáticos en el arte del whisky con Harry y los demás, Robbie –que no es bebedor– descubre que tiene algo que ofrecer, lo que podría servirle de medio de subsistencia: un fino don para reconocer cosechas. Pero aun tendrá que protagonizar una última fechoría para darse el empujón hacia la vida decente que quiere brindar a su hijo.

Speak Up!